Hay cinco detenidos, entre ellos un abogado, y no se descartan más allanamientos en la causa que lleva la Justicia Federal. Habría involucrados personajes de la alta sociedad e incluso del ámbito público. El lugar se promocionaba como un local gastronómico con karaoke.

En la madrugada del sábado se llevó a cabo un operativo de la Policía Federal, mediante el cual se realizaron tres allanamientos en Ciudad, se detuvo a cinco personas y se secuestró una importante cantidad de armas, cocaína y dinero en efectivo. La investigación nació hace unas semanas para desbaratar un presunto “kiosquito” de droga, pero se destapó una causa que involucraría trata de personas y un bar donde se consumía y comercializaba estupefacientes.

El negocio, ubicado en calle General Paz (a metros del cruce con Perú), se promocionaba como un local gastronómico, donde se vendía alcohol y minutas, además de contar con servicio de delivery. Sin embargo, se descubrió que abría de lunes a lunes, de 21 a 8, y al sitio acudían personajes de la alta sociedad que arribaban en vehículos de alta gama. En el lugar años atrás funcionaba un cabaret y actualmente se llamaba “T’Encontré”.

El dueño, identificado como Gustavo Javier Rosales, fue detenido por infracción a la ley 23.737 (estupefacientes). También cayó el abogado Jorge Isidro Fiordelisi, a quien en su casa le secuestraron diez armas de fuego y cientos de municiones. Además, arrestaron a otros tres empleados del lugar, donde encontraron cocaína y elementos de corte y fraccionamiento.

Los efectivos que trabajaron de encubierto constataron que al sitio llegaban autos de alta gama, había prostitución de mujeres y travestis; y se consumía y vendía la cocaína fraccionada.

También se allanó otro ‘aguantadero’ de Rosales en calle Montecaseros donde encontraron más cocaína y cuatro armas de fuego.

La Justicia Federal no descarta más allanamientos, ya que habría personas del ámbito público involucradas, incluso algunos comisarios de la Policía local, que habrían ofrecido “protección” a cambio de dinero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here