Los agresores fueron detenidos. Uno de ellos tenía en su poder marihuana.

Trascurría el sábado en la noche en el departamento del sur de la provincia cuando se registraron, en menos de una hora, dos casos de violencia de género.

Dos mujeres fueron golpeadas por sus parejas y debieron ser asistidas en el Hospital Regional. Ambas sufrieron heridas leves y nunca presentaron un estado de salud delicado.

Por su parte, los agresores fueron acusados y continuaban detenidos en dependencias del departamento. En las próximas horas se definirá si deben pasar al complejo penitenciario sureño.

El primer hecho tuvo lugar minutos antes de las 19.30, cuando una mujer de 36 años llamó a la línea de emergencias 911 para denunciar que había sido golpeada por su concubino. Al parecer, la pareja estaba discutiendo en el interior de su hogar. La pelea fue subiendo de tono, al punto que el hombre tomó una fuente de acero que tenía a mano y se la arrojó a la cabeza de la fémina, con lo que le provocó un corte en nariz, segun informaron fuentes judiciales.

Rápidamente, personal policial se dirigió hasta el domicilio donde residían víctima y victimario, ubicado en calle Tomasa de San Martín.

En el lugar se logró capturar al señalado agresor, identificado como Fabricio Rodríguez, de 38 años, quien fue trasladado a la Comisaría 24ª y quedó a disposición de la ayudante fiscal Andrea Lorente.

En tanto, la víctima debió ser llevada al nosocomio departamental, donde se le realizaron curaciones por la herida que presentaba en la región nasal.

Asimismo, mientras los pesquisas estaban abocados a las actuaciones por la anterior agresión, un episodio de similares características se registró cerca de las 20 en una propiedad de calle Roca Este. Una mujer de 32 años también había sido golpeada por su pareja y necesitaba atención médica.

Según explicaron las fuentes, los protagonistas del hecho también estaban en medio de un acalorado cruce de palabras cuando el hombre actuó con violencia: tomó a su mujer por el cuello y la arrojó con fuerza contra una pared de la vivienda.

El sospechoso, individualizado como Marcelo Pérez, fue aprehendido con rapidez en las inmediaciones de la escena. Lo llamativo es que, al realizar una requisa en el interior del domicilio, los efectivos hallaron marihuana. Al parecer, la sustancia ilegal pertenecería a Pérez, por lo que se le dio intervención a personal de Lucha Contra el Narcotráfico y a la Justicia federal. El hombre quedó detenido en la Comisaría 38ª.

Por su lado, la víctima también fue trasladada al Hospital Regional de Malargüe. Allí, los médicos le diagnosticaron una lesión erosiva en la región cervical y quedó internada en observaciones, fuera de peligro.

Por último, ambos agresores fueron imputados por lesiones leves agravadas por el vínculo. La ayudante fiscal Lorente aguardaba un informe que le permitiría conocer si los acusados tienen antecedentes y definir si deben pasar a la cárcel.

Mientras que el juez de Familia Oscar Cinollo les ordenó la exclusión del hogar y prohibición de acercamiento. Además, dispuso que los sujetos deberán notificar al juzgado cada vez que pretendan visitar a sus hijos.

Diario Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here