Donaron los órganos del menor ahogado en Tunuyán y ayudaron a 5 personas

La muerte de Bruno Ríos, el pequeño de 4 años que perdió la vida luego de caer en una pileta privada en Tunuyán, causó gran conmoción en el Valle de Uco.

El trágico hecho ocurrió el 14 de diciembre pasado cuando el pequeño cayó a una pileta de un complejo privado, en Tunuyán. Fue sacado del agua de inmediato y lo trasladaron al Hospital Scaravelli, donde llegó con un paro cardio respiratorio.
Allí lo estabilizaron y en helicóptero lo trasladaron al Hospital Notti, donde quedó internado hasta el 25 de diciembre, cuando falleció.

A un mes del hecho, sus padres difundieron por las redes sociales una nota de agradecimiento a todos los que ayudaron para intentar salvar a su hijo. Pero además, en la carta destacan  su agradecimiento al Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza (Incaimen), ya que según dieron a conocer la familia decidió donar los órganos de Bruno. En una actitud ejemplar, tras la noticia del fallecimiento del menor, los padres ya tenían decidida su voluntad de donar.  Es por eso que se convocó a un médico del Incaimen y los órganos del niño beneficiaron con el trasplante a 5 personas.

LEÉR MÁS  Le dieron un tiro en los genitales a un joven que estaba junto a su novia

De esta manera, la familia del niño donó hígados, riñones y córneas y el mismo día en que se produjo el fallecimiento -de forma inmediata- se hicieron las ablaciones.

Mientras que el hígado del niño fue destinado a un trasplante nacional, las córneas y los riñones fueron a pacientes mendocinos.

Esta es la nota de agradecimiento de los padres: 

imagen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here