Traemos a consideración el presente proyecto que tiene como objetivo manifestar la preocupación por los 43 estudiantes desaparecidos de la población de Ayotzinapa en el Municipio de Iguala, Estado de Guerrero en México el día 26 de Septiembre de 2014.

El 26 de septiembre policías municipales dispararon a los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, mientras realizaban actividades de boteo para costear su viaje a la ciudad de México y para participar en la marcha conmemorativa de la masacre de Tlatelolco (1968) del 2 de octubre: en el acto fueron asesinados 4 normalistas. Fue claramente un crimen político pues se trata de un ataque de policías municipales en contra de activistas estudiantiles. En el mismo acto, la policía municipal “levantó” a 43 estudiantes: fue una desaparición forzada parecida a los métodos de la “guerra sucia” de los años setenta.

En un tercer ataque el mismo día fueron asesinados 4 civiles de un equipo deportivo. La masacre del 26 combina los métodos que han usado las fuerzas represivas en la “guerra contra el narco” contra la población civil. Tres días después, el 29, los normalistas confirmaron que uno de sus compañeros había sido desollado y exhibido en la vía pública: Julio César Mondragon fue encontrado sin vida desollado y sin ojos cerca de una zona industrial de Iguala. Es un mensaje para aterrorizar a los luchadores sociales. Pero la historia no terminaría allí…

El 8/10 tuvo lugar una imponente marcha en el DF, con más de 60.000 personas, encabezada por estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y los padres de los j+ovenes desaparecidos, que tuvo réplicas en más de 60 ciudades del interior y en distintas urbes del mundo. Participaron todos los organismos de derechos humanos del país, organizaciones sociales y estudiantes de universidades como la UNAM, UAM, UACM y de las escuelas normales. El Sindicato Mexicano de Electricistas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social también dijeron presente con importantes contingentes.

LEÉR MÁS  Desde el miercoles rige la nueva Ley de Seguridad vial

Bajo la consigna de “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, la movilización que se realizó en la Ciudad de México ha sido quizá la más numerosa en lo que va del gobierno del priísta Enrique Peña Nieto. La encabezaron los padres de familia de los estudiantes desaparecidos, seguidos por nutridos contingentes de estudiantes de distintas normales del país (instituciones que se encargan de la formación profesional de las y los docentes para las escuelas públicas de educación básica). También participaron estudiantes de la UNAM, del Politécnico, de la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y otras escuelas, así como diversas organizaciones obreras (como el Sindicato Mexicano de Electricistas), campesinas y populares.

En el resto del país, se realizaron marchas, motines, bloqueo de carreteras, toma de casetas y de dependencias oficiales, al igual que multitudinarias manifestaciones en importantes ciudades, como Guadalajara, Guanajuato, Chilpancingo y otras. En Guerrero y en Oaxaca fue muy destacada la participación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. En San Crist+obal de las Casas, Chiapas, 20 mil integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional realizaron una marcha silenciosa.

Un común denominador de las protestas fue la exigencia de juicio y castigo para los responsables materiales y políticos de la masacre. No sólo para los 22 policias municipales que fueron detenidos al constatarse su participación en los hechos, sino también para el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, vinculado con el narcotráfico, quien se encuentra prófugo y ha sido señalado como el autor intelectual del crimen; así como también para el gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, ambos pertenecientes al centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática. Cuauhtñmoc Cárdenas, dirigente histórico de este partido fue abucheado por los manifestantes cuando intenté dirigir unas palabras al enorme miton que tuvo lugar en el Distrito Federal.

El Diario El Pais de España relataba también la movilización del 17 de Octubre: “Acapulco amaneció este viernes con el aspecto de una ciudad fantasma. Los ciudadanos se habian resguardado en casa ante la prevision de incidentes en la que es considerada una de las ciudades mas violentas del mundo. Los comerciantes sellaron las ventanas de sus negocios con maderos. Las playas lucian vacias. El silencio que envolvia uno de los emblemas turisticos de México lo rompió a mediodía una marea humana que exigia esclarecer la desaparición de 43 estudiantes mexicanos de los que no se sabe nada desde hace tres semanas. El caso tiene en vilo a todo el país.”

LEÉR MÁS  Un niño murió ahogado en una represa

Las enormes movilizaciones que han colmado las calles mexicanas tienen sus antenecedentes. Existe, en M?xico, una larga tradici?n de lucha contra los atropellos perpetrados por la democracia de los ricos y poderosos. En 1994, la ofensiva militar contra la rebeli?n ind?gena-campesina de Chiapas, despert? importantes acciones en las ciudades, que rodearon de solidaridad al movimiento encabezado por el Ej?rcito Zapatista de Liberaci?n Nacional (EZLN). El a?o de 1994 dej? honda huella, y en los a?os siguientes se forj? una nueva generaci?n juvenil.

En febrero del 2000, el gobierno quebr? una huelga en la UNAM de m?s de 9 meses, con la ocupaci?n polic?aco-militar. Eso provoc? una hist?rica movilizaci?n que oblig? al Partido de la Revoluci?n Institucional (PRI) a liberar a la mayor?a de los estudiantes presos.

Mas recientemente, en el año 2006, ante el fraude que llevo al conservador Felipe Calderón a la presidencia, millones se movilizaron en todo el país durante semanas. Eso hizo rememorar las protestas masivas que en 1988 surgieron contra otro fraude, en aquel entonces contra el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhthmoc Cárdenas. Asimismo, la represi?n salvaje al magisterio oaxaque?o en junio de ese a?o, abri? el camino para una heroica lucha de todo el pueblo de ese estado y el surgimiento de la Comuna de Oaxaca.

Una vez m?s, nada cae del cielo. En el 2012, el movimiento?#YoSoy132irrumpi? en cielo sereno y se?al? que la juventud estudiantil mexicana se pon?a a tono con lo que pasaba en otras latitudes, desde el mundo ?rabe hasta las calles de Santiago de Chile

LEÉR MÁS  Cayó el delincuente más peligroso de Las Heras

Hoy nuevamente la Juventud se levanta en todo México.

Reproducimos a continuación el comunicado de la Asamblea estudiantil de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de México.

El pasado 26 de septiembre se perpetr? en M?xico una de las peores masacres que nuestro pueblo ha experimentado. El estado mexicano, en contubernio con el narcotr?fico, atac? impunemente a un grupo de estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Como resultado del ataque resultaron muertos 4 estudiantes, adem?s de 43 actualmente desaparecidos. Este ataque se inscribe en un panorama nacional e internacional de profundizaci?n del neoliberalismo y, particularmente, de privatizaci?n de la educaci?n.

Ante este terrible panorama miles de j?venes y estudiantes hemos decidido salir a las calles para demostrar nuestro repudio y consolidar una respuesta unitaria. De hecho, el pasado 8 de octubre se realiz? una primera jornada de protesta a nivel nacional, con importantes muestras de solidaridad en diversos lugares del mundo. Sin embargo la respuesta por parte del Estado es nula.

El caso no ha sido resuelto y los 43 compa?eros contin?an desaparecidos. En ese contexto es que estudiantes, trabajadores y mujeres hemos decidido impulsar una segunda jornada nacional e internacional de lucha en solidaridad con los estudiantes de Ayotzinapa para el 22 de octubre.

Reunidos en asamblea, los estudiantes de la Facultad de Filosof?a y Letras de la Universidad Nacional Aut?noma de M?xico, hacemos un llamado fraterno a las organizaciones, federaciones y sindicatos de estudiantes para que ese d?a, en la medida de sus posibilidades, realicen protestas en los consulados y embajadas de M?xico en todo el mundo para exigir la presentaci?n con vida de los desaparecidos y el castigo a los responsables materiales e intelectuales de la masacre.

Atte: Asamblea Estudiantil de la Facultad de Filosof?a y Letras de la UNAM, M?xico”

 Fuente: HCD Mza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here