Después de que el presidente de la Cámara baja, Néstor Parés, anunció que el decreto de aumento a los docentes había sido ratificado por 24 votos a favor, mientras 23 diputados lo rechazaron, el escenario de lucha sindical se modificó. Ya no sólo son los docentes los que tomarán medidas como demostración del desacuerdo, sino que se sumarán un conjunto de gremios estatales y privados.

“No vamos a permitir que el gobierno actúe de esta manera sin hacer nada. Estamos convencidos de que la única manera de quebrar la voluntad del Ejecutivo de aumentar los salarios por decreto es movilizarnos. Sobre todo porque las paritarias son derechos adquiridos que no se pueden poner en riesgo”, señaló Federico Lorite, secretario general de Sitea.
 

¿Se viene un paro general?

El miércoles próximo, sindicalistas nucleados en las dos CTA, ATE, SUTE, Judiciales, Sitea y gremios de la actividad privada –sin olvidar a las dos CGT y a Ampros, que han demostrado voluntad de participar, pero todavía no lo han confirmado– se reunirán en un plenario unificado y extraordinario. “Lo que haremos es prepararnos para las acciones de protesta del 4 de abril, que serán una decisión del conjunto de sindicatos”, explicó Lorite.

Si bien no está decidido ni mucho menos votado, lo que se espera es que el 4 de abril se realice un paro de la administración pública y los servicios judiciales. Si la CGT decide unirse, quizás la falta de actividad también sea para los colectivos y otros servicios primordiales. “No comprendemos las actitudes de este  gobierno. Hacía más de diez años que no se daba un incremento salarial por decreto. No vamos a permitir que se convierta en una herramienta para resolver los problemas de los trabajadores”, destacó Lorite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here