Descubren cómo roban agua del río Atuel

Desde la Cámara de Comercio de Alvear, presentaron un informe donde destacan su preocupación por la existencia de tomas de agua ilegales en la cuenca del Atuel, a la altura de El Sosneado y La Junta.

En el marco de la lucha por mantener los recursos y mejorar las economías regionales del sur provincial, se descubrió esta situación, que afecta fuertemente a la producción sanrafaelina y alvearense.

Ante esto, se presentaron pruebas de cómo se desvía el curso natural del Atuel, dejando a las claras las anomalías y violaciones a la ley de aguas. Con estas tomas, un grupo de personas aprovecha el recurso hídrico sin respetar las normativas vigentes.

Ante esto, se solicita el accionar de la Policía del Agua e Irrigación para aportar soluciones. Por citar un ejemplo, esta agua que se desvía podría derivarse a la reserva Laguna Las Salinas, que se está secando irremediablemente.

Las tomas fueron detectadas en tres puntos. La primera se encuentra en La Junta, sobre la margen derecha del río Salado y el puente del ferrocarril, antes de su unión con el río Atuel. La segunda está en Coihueco, Sobre la margen derecha del Atuel, antes del puente de la ruta 40. La tercera se encuentra sobre la margen izquierda del mismo río, unos kilómetros aguas arriba de El Sosneado.

Según indican desde la Cámara de Comercio de Alvear, los desvíos “no poseen inspecciones de cauce y, por lo tanto, no son controlados por ningún inspector”. Además, plantean que “todas las tomas son directas sobre el cauce del río, sin ningún tipo de control sobre el caudal de ingreso”.

“No se han visto afectadas por los últimos 5 años de crisis hídrica, ya que toman agua en forma permanente y a discreción (…) Son regantes privilegiados de la cuenca ya que no tienen corta invernal, ni durante el verano, como lo tiene el resto de los regantes del río Atuel”, agregan.

También afirman que “se desconoce el canon de riego en estas propiedades y el nivel de pago (…) En innumerables casos el agua se pierde en campos incultos y a la vera de los caminos”.

La denuncia se sustentó con una serie de fotos presenciales y satelitales, las que muestran a las claras cómo se desvía el agua e ingresa a propiedades privadas.

Algunas de estas tomas se mantienen desde hace varios años. En el caso de La Junta, el desvío se ha fotografiado en 2006, 2012 y a fines de mayo de 2014, mientras que el de Coihueco y el de El Sosneado se fotografiaron en noviembre de 2013 y en la actualidad.

Fuente  Diario San Rafael

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here