En una recorrida en la que el periodista José María Navarro se encontraba recorriendo la zona de la calle Rivadavia donde le llamo la atención un cartel en un kiosco que decía ¿Tenes frio? Toma una prenda ¿Queres ayudar? Deja una. En ese momento Martin un hombre de 30 años con situación de calle retiraba una campera que estaba en el perchero de ese kiosco, la temperatura del jueves por la mañana no ayudaba a tener un buen humor porque era uno de los días más frio en el corazón de la ciudad de Mendoza.

Martin se encontraba en un estado de haber consumido alcohol en forma de desayuno para calentar su cuerpo en esa fría mañana que este editor no se olvidara jamás. “hermano dame una mano que me estoy muriendo” empieza diciendo Martin como pidiendo auxilio para que lo entrevistáramos.

LEÉR MÁS  Muerte de Leonela: imputarán a la intendente de Santa Rosa

Empezamos a grabar y Martin nos relató que era mendocino y andaba tirado, confeso haber estado preso durante mucho tiempo y que luego de salir de la cárcel su familia no lo quiso recibir y empezó a vivir en la calle, su lugar de residencia es la plaza Alem donde duerme en la actualidad pero pide a gritos salir del infierno en el que vive.

Subsiste a diario de lo que la gente lo ayuda en la calle, pese a su historia de haber estado preso, Martin no se lo nota violento, sino todo lo contario, es educado y al saludarte te dice “Que Dios te bendiga”.

LEÉR MÁS  Pescaron al abuelo narco de Guaymallén

En la charla que mantenía con nuestro diario reconoce tener la adicción al alcohol y que quiere dejarlo para poder tener un trabajo y tener un hogar, Martin sabe que esta es su oportunidad pero nadie lo escucha verdaderamente, él está atado a su adicción y no puede salir solo de ahí, necesita ayuda y repite fuertemente “hermano estoy muriéndome ayúdame”

En la calle te encontras todo tipo de personajes, pero en los ojos de Martin nos dimos cuenta que el si estaba diciéndonos la verdad, si vimos que es verdad que él quiere salir de la gran tiniebla que lo oscurece, sabe que este es el momento donde alguien lo puede escuchar sin que le dé lastima y pueda guiarlo hacia un nuevo camino con más luces.

LEÉR MÁS  Una mujer caminaba a la vera de la ruta y murió atropellada por un camión

Si vos estás viendo este artículo, lo estás viendo a Martin, ayúdalo, pero no solo con comida, con ropa y tantas cosas pudiera necesitar, ayúdalo con contactos, un profesional que lo ayude a salir de su adicción, dale una oportunidad que pueda volver a tener una vida digna, que sienta que es parte de este mundo, donde nadie lo juzgue porque fue una vez tuvo privado de su libertad, donde sienta que hay gente que lo puede abrazar sin rechazo.

Podes comunicarte al 0261 153743999 para que te contemos donde encontrar a Martin y para que vos te encuentres con vos mismo y puedas dar lo mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here