Los productores de ciruela de la provincia están atravesando una situación crítica. La desigualdad de condiciones que tienen con otros países para competir en la exportación, como también la inflación que aumentó el costo de insumos, provocó que en la actualidad no haya un precio de venta conveniente para transformar este negocio en rentable.

En declaraciones a Radio Andina, en el programa Sin Verso, Cristian Del Pozzi, presidente de la Sociedad Rural de San Rafael, explicó que la situación no sólo es muy complicada, sino que prácticamente “se transformó en un negocio inviable” la producción de ciruela deshidratada.

Del Pozzi enumeró una serie de complicaciones que llevaron al contexto de crisis que se vive en gran parte del sur de la provincia, sobre todo en San Rafael y General Alvear. En primer lugar, teniendo en cuenta que el comercio de la ciruela d’agen deshidratada se comercializa en el exterior, sostuvo que Argentina está en desventaja con relación a sus principales competidores como Chile.

El país trasandino, por ejemplo, no paga gracias a su Tratado de Libre Comercio (TLC) las tasas que van desde un 8 al 10 por ciento para comerciar con demás naciones, como las de la Comunidad Europea. “Eso nos pone un escalón abajo, sumado además al costo altísimo de flete que tenemos que pagar hasta Buenos Aires”, comentó Del Pozzi, por lo que, naturalmente, deja ver que Chile puede ofrecer un mejor precio que Argentina para la venta del producto.

Por otro lado también agregó que esta temporada ha habido inclemencias climáticas que mermaron la producción, como grandes heladas, tormentas, caída de granizo, así como también la “famosa mancha roja”, que afecta a la calidad de la fruta y la caída temprana.

Sin embargo, los problemas no terminan acá, ya que Del Pozzi comentó que los insumos, producto de un dólar más alto y también la quita de subsidios, subieron “muchísimo con respecto al año pasado”. Como ejemplo sostuvo que el gas que se utiliza en los secaderos “aumentó un 600 por ciento”.

Es por esto que pidió a los políticos locales que presionen a nivel nacional para que levante este negocio. “Necesitamos de esta tracción política para poder competir en las mismas condiciones que los demás. No pedimos más que eso, pero si la situación no cambia, el invierno será largo para los productores”, finalizó.

Fuente: SitioAndino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here