La transición “stand by” intranquiliza y rearma estrategias. Entre la espera y las definiciones, Alfredo Cornejo intenta cerrar frentes a un poco más de una semana para las PASO nacionales.

La sensación que ronda en el radicalismo es que en Mendoza repetirán el resultado conseguido en las elecciones provinciales y que el precandidato a presidente, Mauricio Macri, logrará aventajar por algunos puntos -tal como le dicen sus encuestas- al rival del Frente Para la Victoria, Daniel Scioli.

Pero, en el caso de que no sea así, también se muestran confiados. “No es un dato tan relevante si gana el oficialismo o no. Son más sus deseos para sentarse de otra manera en la mesa. Pero en la provincia no cambia nada porque ya la perdieron, junto con seis comunas”, dicen. Apuestan a recuperar a un “interlocutor”.

Por lo pronto, el tiempo mínimo para reanudar la transición apunta a después de las PASO y, en el mientras tanto, el radicalismo va definiendo algunos asuntos, entre ellos, el Presupuesto 2016, tema en el que trabaja parte del equipo de Cornejo.

Ayer fue la presentación de las propuestas del precandidato al parlamento del Mercosur por el frente Cambiemos, Gabriel Fidel, lugar al que también aspira el gobernador Francisco Pérez desde la boleta del FpV. Durante ese acto, Cornejo deslizó: “Independientemente de lo que piense la opinión pública sobre las actividades del Parlasur, aunque soy propenso a pensar igual, nuestro representante va a tener una silla en mi gobierno”.

Esta opinión alude a los cuestionamientos por la escasa actividad de los legisladores del Mercosur así como el elevado sueldo que cobrarán.

En el acto de ayer, el gobernador electo volvió a referirse a la transición ‘pisada’. “Esperar a que pase el 9 de agosto no cambia mucho. Ya sea antes o después de las PASO, yo voy a querer negociar igual. Dentro de ellos tendrán que ver quiénes son los que pueden negociar y qué poder tienen”, pidió Cornejo y apuntó a un problema que preocupa al futuro oficialismo: la falta de un interlocutor en el gobierno que se va.

LEÉR MÁS  600 casos de mujeres en situación de violencia

El análisis que hacen en el radicalismo es que Pérez es “un gobernador que se está vaciando de poder con respecto a algunos que asoman” y que el FpV se ha dividido entre los perdedores y los triunfadores.

“Paradójicamente, necesitamos que (en el FpV) estén menos divididos de lo que están. Eso nos da más temor que el resultado de las elecciones nacionales”, afirman en el entorno de Cornejo y redireccionan las incertidumbres: “Hay más miedo en no encontrar un interlocutor válido a que se envalentonen con un eventual triunfo en las PASO”.

En este sentido, en el partido que será gobierno a partir del 9 de diciembre toman distancia de las definiciones nacionales. “Aunque cualquier excusa les viene bien, ¿qué cambia si gana Scioli? Tienen seis municipios menos, perdieron el gobierno, Cornejo asume igual. Lo único que cambia es que algunos de ellos van a tener trabajo en la Nación. El resultado puede ser una excusa para no negociar, pero también para negociar”.

La larga transición

Los cuatro meses que restan hasta el traspaso del mando de Pérez a Cornejo ya tienen algunas actividades en agenda. Una de ellas es el Presupuesto 2016. Si bien, el gran pedido de la transición es una ley de gastos para este año que contemple el déficit actual y el proyectado, además de prever un endeudamiento para los gastos hasta al 31 de diciembre, el equipo de Cornejo ya piensa en la pauta del año que viene.

“Estamos preparando el Presupuesto de 2016, aunque no lo podemos terminar de definir sin lo más importante, que es ver cómo proyectamos 2015”, comentaron. Por otro lado, en lo que vendrá para este tiempo, ayer el gobernador electo volvió a decir que achicará el organigrama estatal.

“Actualmente hay 580 funcionarios. Yo estoy planteando que lo voy a reducir a muchos menos, a alrededor de 300 ó 340 cargos políticos”, reiteró su propuesta de campaña. Esto lo dijo en referencia al aumento de salarios a los estatales que alcanzó a todos los funcionarios y los legisladores, que fue catalogada como un “dietazo”.

LEÉR MÁS  Le robaron el perro a una proteccionista y se lo devolvieron muerto

“No se hace austeridad sólo con el sueldo de los funcionarios. Se hace austeridad con comprar bien, con no pagar redeterminación de precios (esto sucede cuando se demora en ejecutar una licitación), es decir, una serie de medidas que son mucho más grandes”, argumentó el actual intendente de Godoy Cruz.

Ratificó su compromiso para impulsar leyes de transparencia

El gobernador electo, Alfredo Cornejo, participó en el Foro de Valos “Hacer para ver. Herramientas para la acción” y allí ratificó el compromiso firmado, durante la campaña electoral previa a su triunfo, con la Fundación Nuestra Mendoza y su Red de Organizaciones.

Este compromiso gira en torno a tres temas fundamentales para el fortalecimiento de la democracia como son: planes de metas, ley de Acceso a la Información Pública y ley de Ética Pública.

Sobre el plan de metas, ratificó que hará uso de esta herramienta, pero no sin antes aclarar que es necesario que toda la ciudadanía, incluso el sector empresarial y gremial, se involucre en la elaboración de las mismas a fin de contar con acuerdos mínimos que permitan su cumplimiento.

En cuanto a las leyes de Acceso a la Información Pública y de Ética Pública, Cornejo manifestó que son una necesidad y una deuda con la democracia. Planteó, a modo personal, las dificultades y limitaciones con las que hoy se encuentra para poder acceder a información para saber en qué estado recibirá la provincia, motivo por el cual revalidó el compromiso de trabajar e impulsar su sanción.

Ya para despedirse Cornejo contó a los asistentes cómo imagina la Mendoza del final de su mandato y dijo que la ve con importantes mejoras institucionales, con equilibrio fiscal, mejor calidad educativa y más seguridad.

LEÉR MÁS  Un alvearense entre la tripulación del submarino perdido

El pedido al próximo presidente

A días de comenzar a definir el próximo escenario nacional, Cornejo consideró qué es lo necesario para tener una buena relación con la Nación. Hay que tener en cuenta que, según las encuestas anticipan, se plantean dos escenarios: que gane Scioli, y por lo tanto será opositor al Gobierno nacional, o que gane Macri, su socio electoral, lo que le aseguraría más diálogo con la Casa Rosada.

En cuanto a la primera opción, se entusiasman con la promesa de acuerdo que hizo Scioli el martes, durante su visita a la provincia. “Si quiere ganar las elecciones va a necesitar llevarse bien con la provincia. En este sentido ya dio un gesto”, remarcan en la UCR sobre el acuerdo que hizo el candidato kirchnerista con Adolfo Bermejo en la campaña provincial y que, dijo, respetará.

En cuanto a la relación que tendrá Mendoza con la Nación, Cornejo estimó: “El Estado nacional debe brindar las posibilidades a las provincias de cumplir con nuestras funciones estatales y no escatimar recursos. Una forma es que se coparticipe el impuesto al cheque. Pedimos cosas sencillas, como que haga funcionar al sector privado con reglas claras de juego. Si la economía regional funciona bien, nosotros no vamos a necesitar asistencia extra del Estado nacional”.

Criticó la última paritaria

El gobernador electo se refirió al incremento salarial a los estatales, que alcanzó a los funcionarios y fue señalado como un dietazo.

“El aumento es al salario del Gobernador. Los legisladores están enganchados a éste y los sueldos se aumentaron  porque se les aplica el 35 % la paritaria última, paritaria que yo en plena campaña critiqué porque se les estaba dando el 35% a los empleados públicos, cuando el aumento de la recaudación es del 25%. No obstante, y en el clima de austeridad que promuevo, algunos legisladores están renunciando al aumento, entre ellos, Martín Kerchner”.

Fuente: Identidad Alvearense

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here