Anunció que se está trabajando en un proyecto a través del cual los delincuentes deberán devolverle al Estado y a la sociedad todo lo que se invirtió durante los años que permanecieron presos cumpliendo sus condenas. 
“Efectivamente, vamos en la dirección de trabajos obligatorios. Los delincuentes deberán devolverle al Estado lo que se invirtió durante los años que permanecieron presos”, anunció el Gobernador Alfredo Cornejo durante el acto de presentación de los nuevos uniformados que se incorporaron a la fuerza policial. Explicó que se está trabajando en un proyecto a través del cual los delincuentes deberán devolverle al Estado y a la sociedad todo lo que se invirtió durante los años que permanecieron presos cumpliendo sus condenas.
“Lo que buscamos en general es que la persona salga sociabilizada, que sepa que tiene costo delinquir, que perderá la libertad, y sobre todo que sepa que el Estado le va a hacer perder los beneficios que tiene la libertad y que para eso tenemos que ser mucho más eficientes desde el Poder Judicial”, subrayó el mandatario y agregó: “Estamos viendo en el marco de la legislación vigente, de modificar algunas legislaciones. Queremos que las personas privadas de la libertad devuelvan el gasto que el Estado está haciendo teniéndolos privados de la libertad”.
Indicó también que es necesario que “las personas que tengan que estar privadas de la libertad lo estén, para que no alteren la convivencia de los mendocinos y paralelamente a eso queremos que quienes estén presos devuelvan lo que invierten los mendocinos en mantenerlos y lo harán trabajando”.
Explicó que es por este motivo que se trabaja en la resocialización de los detenidos. “Se hace voluntariamente y mediante convenios con algunas empresas y trabajos técnicos de la Dirección General de Escuelas, todo con costo para el Estado”, detalló.
“Que sepan los que se dedican al delito en Mendoza que no va a seguir existiendo costo cero delinquir, hacia eso va el mensaje. Que sepan que les va a costar caro delinquir. Por eso trabajamos en la sanción de leyes más duras y en el funcionamiento de un sistema judicial más sancionatorio que es el que queremos, que es el que bregamos con la ley. Queremos que los funcionarios judiciales cumplan la ley estrictamente en materia de sanciones duras, pero también queremos que la policía trabaje profesionalmente y que lo haga bien, que se arriesgue”.
Nuevos efectivos policiales y más equipamiento para la fuerza
En total el Gobierno provincial lleva nombrados 599 efectivos, siendo la cifra más alta de los últimos 8 años. Además entregó chalecos antibalas, armas, municiones, borceguíes, bicicletas, uniformes y equipos de comunicaciones que serán distribuidos en toda la provincia.
Durante el 2016 el Gobierno provincial incorporó a la Policía un total 599 nuevos efectivos policiales. La cifra supera a las incorporaciones de los últimos ocho años y es la más importante desde la creación del Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP).
En la oportunidad el Gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Seguridad, Gianni Venier, presentaron al último grupo de efectivos policiales que se suman a la Policía de Mendoza. Se trata de 149 uniformados que prestarán servicios junto a los 330 efectivos que fueron nombrados en julio pasado y a los 120 nombrados a principio de año.
“Es una hecho histórico para la provincia”, destacó Cornejo al informar que “este año se ha realizado la mayor incorporación de oficiales de los últimos años. Estamos en condiciones de decir que no hemos dejado de invertir en tener más y mejores policías para mejorar la seguridad y para mitigar la inseguridad”.
El Gobernador señaló que no alcanza sólo con esto para combatir el delito y explicó que “es necesario contar con una policía profesionalizada para lograrlo y para ello estamos cambiando los planes de estudio en el IUSP, mejorando las capacitaciones para que el policía tenga todas las herramientas necesarias para actuar sin una pizca de desidia y con un liderazgo fuerte que les permita hacer cumplir la Ley”.
El mandatario agregó que también es necesario que la Policía disponga del equipamiento necesario para poder prevenir, disuadir y reprimir –tres pasos que debe seguir todo efectivo, sin alterar el orden de aplicación-. En este sentido indicó que “la Policía cobra un ítem para poder comprarse su vestimenta. Sin embargo, nosotros hemos comprado por primera vez, en muchos años, 10.000 uniformes y 10.000 borceguíes para entregarle a cada uno de ellos y ser repartidos en toda la provincia. Estamos equipando a la Policía de Investigaciones con equipamiento tecnológico de primer nivel para poder prevenir e investigar el delito asistiendo a la Justicia”.
Agregó que también se trabaja fuertemente en la prevención del delito, con inteligencia, y que “estamos mejorando las bases de datos y firmando convenios que nos permitan vincular las organizaciones criminales que se desarrollan a lo largo y a lo ancho de nuestra provincia. De esta manera buscamos poder reprimir el delito con inteligencia fiscal y criminal y poder llegar antes de que se cometa un hecho delictivo o poder condenar a los delincuentes antes de que cometan el delito”.
“Si queremos tener una provincia con más paz, con mejor convivencia, debemos tener una Justicia eficaz y eficiente, que haga cumplir estrictamente la Ley, pero también una Policía muy profesional que sea capaz de prevenir el delito, de disuadirlo y de reprimirlo en el marco de Ley”, concluyó Cornejo.
El acto se realizó en la Plaza de Armas del Ministerio de Seguridad, donde además se entregó el nuevo equipamiento adquirido para la Policía. Participaron del encuentro Hugo Sánchez, jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad; Roberto Munives, director General de Policías y Tadeo García Zalazar, intendente de Godoy Cruz.
El detalle
Desde comienzo de año se presentaron cerca de 120 nuevos móviles, cantidad que supera a las incorporadas de los últimos dos años. En cuanto a la entrega de motos se destinaron 55 nuevos rodados y cascos para la Policía Vial y la Unidad Ciclista de Acción Rápida.
Se les entregó un uniforme nuevo, un chaleco antibalas y un par de borceguíes a cada uno de los 149 oficiales hoy nombrados. Además las autoridades anunciaron que todo el personal policial llevará el mismo uniforme, sólo se distinguirá con un escudo el cuerpo al cual pertenece. Desde el año 2008 no se les compraba uniformes a la Policía de Mendoza. En total se han comprado 10.000 uniformes y borceguíes para distribuirlos entre los uniformados.
En diciembre del año pasado solo había una bala para cada uno de los 9.500 efectivos policiales. Finalizando el primer año de Gobierno hay 400 mil municiones calibre 9 mm. Es decir que en los primeros once meses de gestión se ha adquirido el doble de armas que en los últimos dos años. Se presentaron casi 700 armas calibre 9 mm y 2800 chalecos antibalas.
Se compró un helicóptero bimotor y se han reparado los dos que se habían comprado entre el 2006 y el 2007.
Se puso en funcionamiento el banco de ADN que había sido comprado durante el 2006 pero que no se había puesto a funcionar. A partir del 1 de enero del 2017 estará activo este servicio que permitirá unir y vincular personas en la escena del delito. Un convenio con el Registro Civil permitirá tener actualizada esta base de datos. En la Penitenciaria ya se están cargando las huellas dactilares y fotográficas de quienes salen en libertad para poder realizar un seguimiento.
El Defensor del Policía es otra de las figuras creadas durante la gestión de Cornejo para proteger a los policías que cumplen con el orden del protocolo policial (prevenir, disuadir y reprimir) en el marco del estado de derecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here