Hasta hoy la mayoría de los hospitales que dependen del gobierno de Mendoza es solo un decir, porque dependen para el pago de sueldos únicamente, porque legalmente son hospitales autónomos, ya que arman su presupuesto y contratan servicios según los criterios y normas de cada hospital y directivos.

Pero esto ha llevado a que el ministerio de salud durante años a ser el salva vidas de los hospitales por mala administración  y burocracia almacenada.

En la actualidad el hospital público descentralizado y autárquico cumple sus objetivos con la plena capacidad de las personas jurídicas, para adquirir derechos y contraer obligaciones, pudiendo actuar pública y privadamente.

Para Cornejo la  “autarquía” (autosuficiencia) fue solo un mito, dado que los recursos necesarios para sostener este desarrollo se fueron incrementando progresivamente y el auxilio económico desde el presupuesto provincial se convirtió en una rutina.

Los hospitales se convirtieron en compartimientos “estancos”, encerrados en sus propias estructuras. Una burocrática y onerosa conducción para un objetivo puramente asistencial.

Este proyecto, pretende modificar aquellos aspectos que la ley que han quedado demostrado su in-eficiencia y mantener los que , entienden , permitan avanzar en la concreción de un sistema sanitario más justo y equitativo , que garantice la accesibilidad al ciudadano y permita contar con instituciones al servicio de la gente y no al servicio de sí mismas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here