Continúan las actividades de salud mental en el Hospital Perrupato

Se busca difundir estrategias de prevención siempre promocionando la salud física y mental.
Hace una semana, en la explanada del hospital Perrupato se realizaron actividades integrales para promocionar la importancia del cuidado de la salud mental, en esta oportunidad de trabajó en talleres de Arteterapia, forma indispensable para crear, recuperar o mejorar la salud mental y el bienestar emocional y social.

Siguiendo con el mismo hilo conductor, ayer jueves se puso en práctica una clase especial de yoga comandada por la profesora Antonella Frigini.

La actividad tuvo lugar en el nuevo SUM de rayos X, que forma parte de las recientes instalaciones que inauguró el Gobernador Alfredo Cornejo. Se creó un ambiente relajado y distendido para conectar el cuerpo y la mente. Tuvo muy buena aceptación de todos y seguirá programándose.

Beneficios del yoga

Mejora la respiración. El yoga enseña a respirar correctamente. La respiración conocida como abdominal o diafragmática. Respirar de manera profunda y a un ritmo pausado equilibra el sistema nervioso, ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos.
Refuerza el sistema inmunológico. Ayuda a reducir el nivel de cortisol, (la hormona relacionada con el estrés); está demostrado que unos niveles de cortisol elevados pueden provocar cambios de humor, aumento de peso, presión arterial alta y problemas de sueño y digestivos, entre otros.
Aumenta la flexibilidad. Uno de los primeros cambios positivos que se perciben al empezar a practicar yoga es el aumento de la flexibilidad, muy importante porque, entre otras cosas, ayuda a evitar lesiones. Es probable que en un principio, el cuerpo esté rígido, lo que se percibe con más claridad en las torsiones pero, con la constancia, estas posturas son las mejores aliadas para aumentar la flexibilidad.
Mejora el equilibrio. A medida que mejora el equilibrio, también lo hace nuestra flexibilidad, ya que las articulaciones se benefician de este tipo de ejercicios.
Fortalece músculos y huesos. El yoga ayuda a fortalecer los músculos pero, a diferencia del trabajo de musculación de los gimnasios, evita que se acumule ácido láctico en el cuerpo, lo que provoca fatiga y dolor y no reduce la flexibilidad, tan importante para la práctica del yoga.
Equilibra el Sistema Nervioso. Por último, el yoga estimula la relajación, hace más lenta la respiración y ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo, compuesto por el sistema nervioso simpático (SNS) y el sistema nervioso parasimpático (SNP). El yoga activa el SNP, que favorece la relajación, reduciendo el ritmo cardiaco y la presión sanguínea y facilita la recuperación en situaciones de estrés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here