¿Cómo potenciará a Mendoza el proyecto bioceánico Argentina – Chile?

Unirá a San Rafael y la ciudad chilena de Rancagua, y de allí a los puertos de San Antonio y Valparaíso.

El proyecto de construcción del Paso Las Leñas surge como alternativa a la conexión Chile- Argentina que tiene como principal vía de comunicación el Paso Cristo Redentor, que concentra más del 70% de los flujos carreteros. El inconveniente principal de esta conexión es el factor climático, con aludes en invierno y aluviones en primavera, por lo que la comunicación se interrumpe en promedio 25 días al año, y afecta el comercio internacional y el tránsito particular.
Si bien el Paso Pehuenche, en el Sur provincial, constituye una vía importante, debido a su ubicación geográfica tiene una situación climática similar a la del Paso Cristo Redentor. Estas razones colocan al proyecto de construcción del Paso Las Leñas como la mejor alternativa.

Por otra parte, desde Chile se intenta darle mayor dinámica operativa al puerto de San Antonio, ubicado a 460 kilómetros de Valparaíso, para descomprimir la salida de mercaderías desde este último puerto, que está llegando a su máxima capacidad de despacho. De esta manera, nuestra provincia a través del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, forma parte del Ente Binacional Paso Las Leñas (EbiLasLeñas, junto con los ministerios de Transporte y del Interior de la Nación junto a la Cancillería argentina. Y, por otro lado, la contraparte chilena la comparten el Ministerio de Obras Públicas y Vialidad de ese país juntamente con la Cancillería chilena. La decisión la toma un consejo de administración en donde por Argentina su responsable titular es el ministro Martín Kerchner.

El mismo embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, se refirió al proyecto como una política de Estado: “El Paso Las Leñas no tiene marcha atrás, hay una política de Estado que lo impulsa y es el cruce binacional que todos los técnicos destacan como el más importante y dinámico del país”.

En la última reunión realizada en el Palacio San Martín de Buenos Aires, sede del Ministerio de Relaciones del Exterior y Culto de la Nación, fue el mismo ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza, Martín Kerchner, quien destacó el avance del pavimento de la ruta 40 entre Pareditas (San Carlos) y El Sosneado (San Rafael). “Es una vía que luego se enlazará con la ruta provincial 220, de la que ya se hizo el proyecto ejecutivo”, indicó Kerchner.

La ruta 220 es la traza que va desde El Sosneado hasta la boca del futuro túnel de baja altura. Kerchner reconoció que desde el Gobierno provincial aguardarán ejecutar obras en esta ruta hasta tanto existan avances significativos en el paso.

Los avances más importantes de este ente binacional se empezaron a gestar a partir de junio del año pasado, cuando se decidió avanzar en sentido a la construcción del túnel de baja altura como la clave para la concreción del paso y de todas las obras posteriores como las vías de acceso al mismo y demás obras anexas.

Hay que tener en cuenta que la decisión de generar un paso que conecte las ciudades de San Rafael con Rancagua no es nueva, y varios comités de integración fueron gestándose
inclusive con objetivos más amplios que hablaban de hasta de la integración de los países a través de esta conexión a través de la montaña.

LEÉR MÁS  Un hombre desapareció en Tunuyán y lo buscan desde hace cinco días

En junio de 2017, se empieza a evaluar información y documentación de unos 15 documentos que iban de estudios geológicos hasta evaluación de puentes y la ruta que se iba a construir. Este equipo técnico dejó en evidencia que no existía ningún proyecto ejecutivo ni perfil del túnel, todo lo que se había hecho no tenía una definición sobre la construcción de dicha obra en el Paso de Las Leñas. De esta manera se llamó a una licitación de estudio de diagnóstico geológico para la construcción del túnel. “Tanto este llamado como el financiamiento de los estudios quedaron a cargo de Chile por decisión bilateral del ente”, explica Edgar Rodríguez, vicepresidente de Ente Turismo Mendoza, conocedor desde el principio del proyecto y con participación en distintos comités para su avance.

En los últimos días en Chile confirmaron lo que se había anunciado en la última reunión de Ebileñas: la inversión de parte del vecino país a fin de avanzar con los tres primeros estudios de alta montaña para que el Paso Las Leñas pueda empezar a convertirse en una realidad. Este dinero será aportado por el gobierno regional de O’Higgins, que hará una importante erogación para sacar del letargo el proyecto, que en los últimos meses estaba dormido.

En declaraciones a la prensa trasandina, el intendente de la región, Juan Manuel Masferrer, explicó que la inversión llegará a los mil millones de pesos chilenos, lo que significa poco más de 1,5 millones de dólares. “Nuestro compromiso ha sido transformar todas las buenas ideas en hechos concretos”, señaló la primera autoridad de O’Higgins, al mismo tiempo que aseguró que “el presidente Sebastián Piñera ha tomado la decisión política de avanzar con este anhelado corredor bioceánico hasta su construcción final. Para nuestra región de O’Higgins es un proyecto fundamental”. Cabe recordar que los estudios que financiará el vecino país son uno geológico, otro conceptual y un último de impacto ambiental.

“El gobierno de Chile ha sido claro en la prioridad que quiere darle al Paso Las Leñas, y es por eso que hemos acordado financiar los estudios de prefactibilidad, para que luego nuestros vecinos argentinos hagan lo propio”, explicó Masferrer

No es para menos el interés que se tiene en ambos lados de la cordillera ya que el paso aportaría por sus características y ubicación geográfica 365 días de transitabilidad y menor costo de operación y mantenimiento en época invernal, debido a su baja altura.

“El paso de Las Leñas vendría siendo el único paso alternativo al Paso Cristo Redentor y si bien hay pasos desde Catamarca y La Rioja hasta el sur mendocino ninguno es alternativo. El paso de San Francisco no sirve para el trasporte de carga por su altura y porque no está asfaltado y no llega a ningún centro logístico, luego el Paso de Aguas Negras, en San Juan, que está a 4.300 metros de altura, lo que lo hace imposible de transitar con un camión, y sale a La Serena, que tampoco es un centro logístico en Chile. El paso del Pehuenche, si bien tiene vida propia, no está habilitado para camiones por sus características, es sólo de pasajeros y turístico y no lo hace alternativo al Cristo Redentor porque las distancias suman muchos costos. Hay que tener en cuenta que el Paso de Las Leñas saldría una zona de alta logística y distribución como Rancagua. Todo termina siendo a baja atura, los 2.100 metros, y con la posibilidad de hacer logística multimodal”, asegura con una mirada empresaria del transporte Eduardo Yaya desde Aprocam.

LEÉR MÁS  Próvolo: ordenan al municipio de Luján de Cuyo no modificar el edificio

No cabe duda que no sólo la principal ventaja competitiva del paso es su altura sino también que el paso es estratégico en su ubicación. “Tanto el Cristo Redentor como este de Las Leñas salen a los puertos de agua profunda más importantes de Chile, San Antonio y Valparaíso, que en definitiva son los que te sacan al Pacífico y a una región con mucha logística como Rancagua”, define Rodríguez. De esta manera los estudios que Chile tiene encargados podrían estar listos para fin de año. “Chile conoce que este paso es muy importante y que va a estar habilitado todo el año. Comparativamente con pasos de otras provincias, por ejemplo está a mitad de altura que Aguas Negras y con algo determinante: que sale a puertos de aguas profundas y Aguas Negras no”, explica Rodríguez.

Cabe destacar que la distancia entre nuestros puertos atlánticos y el puerto de San Antonio en Chile es de unos 1.300 kilómetros en línea recta a través de la ruta 188, lo que hace tentadora la propuesta para el trasporte de carga.

Así las cosas, en San Rafael también esperan que el proyecto se cristalice ya que ésta va a ser la primera ciudad importante más cercana del paso, con lo cual va a tener un desarrollo importante en la parte administrativa, logística y del transporte.

“Va ser un nodo muy importante con un desarrollo que promete, no sólo de San Rafael sino de todo el sur de la provincia”, advierte Osvaldo Fernández, presidente de la Cámara de Comercio de San Rafael. De esta manera la región puede tener un crecimiento exponencial trabajando conjuntamente con la región de Rancagua, en Chile. Se pueden generar actividades complementarias entre las dos ciudades que se van a conectar, San Rafael y Rancagua. Ellos tienen actividad turística, tienen ciruelas, vino y nosotros también. Podemos generar volumen para el mundo y circuitos turísticos. La famosa integración y la complementariedad de actividades”, concluye Fernández.

Además, del lado chileno, las regiones de O’Higgins, Metropolitana y de Valparaíso se verán beneficiadas por este paso fronterizo dado todo ese proceso productivo y turístico que se generará.

De esta forma, tanto los gobiernos regionales como nacionales “pusieron definitivamente primera” en lo que será la construcción de un paso que promete óptima transitabilidad, por la corta longitud del túnel y menor pendiente de los caminos de acceso, un dinámico intercambio regional, una mayor conectividad entre el Atlántico y el Pacífico y el enlace
entre los países del Mercosur y una efectiva salida a los mercados asiáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here