“Cuando las cosas son malas, son malas y hay que decirlo. Cuando son buenas hay que informarlas sin tanto humo, sin tantos bombos y platillos. Yo les voy a decir la verdad, esto está mal y vamos a tener que tomar medidas que no son del todo simpáticas”, dijo de manera convencida el nuevo gobernador.

“Quiero comprometerme a decirles la verdad, no vamos a bajar los brazos para que las cosas que están mal las llevemos progresivamente a que estén bien. Todo va a ser con mucha paciencia, no va a ser tan rápido como todos quisiéramos y va a depender mucho de nuestra economía nacional”, continuó.

Siguiendo con los lamentos criticó a la gestión anterior por no informar correctamente sobre los aumentos en los servicios, sobre todo la energía eléctrica y el transporte público. “Basta de menospreciar a los ciudadanos, no son estúpidos. Necesitamos que el Estado funcione bien, y lo necesitamos fundamentalmente en los lugares más alejados del centro de la provincia, donde yo tengo mi oficina. Los ricos no necesitan del Estado”, disparó.

“Los que han administrado mal el Estado, tanto que no alcanza para pagar los sueldos son los que más están perjudicando a la clase media y a los pobres, que son los que más necesitan de un Estado bien administrado y organizado”

Para finalizar el mandatario también habló en su discurso sobre educación y seguridad, sobre el segundo tema se explayó: “Quiero a los policías cumpliendo las leyes, no abusando de sus armas. Pero si los quiero firmes y juntos. También quiero que la Justicia los acompañe en este proceso. Si algún policía se la hecha que tenga sanción, pero si la mayoría está actuando bien tenemos que cuidarlos como debe ser”.

Fuente: AEN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here