El hecho tuvo lugar en 2013, cuando la víctima tenía 5 años. El abusador ya tenía una condena un caso similar.

El chofer de un transporte escolar de Rivadavia fue condenado a tres años y seis meses de prisión efectiva. La Justicia lo encontró culpable de abuso sexual agravado por la guarda, en perjuicio de una nena de cinco años. El hombre la transportaba desde su casa al jardín.

El vejamen tuvo lugar a mediados del 2013, y el ahora condenado fue identificado como Miguel Ángel Barroso, de 69 años. “Hay una especie de modus operandi en este hombre, que ha usado el transporte escolar con el que llevaba a los chicos para cometer un delito por el que acaba de ser condenado nuevamente”, explicaron desde tribunales.

LEÉR MÁS  Asaltaron un bar y a sus clientes en Godoy Cruz

Ahora, el fiscal Oscar Sívori pidió para Barroso tres años y medio de prisión efectiva, que se unifiquen con una condena previa de tres años, también por abuso. “Este caso sale a la luz cuando la mamá de la nena se entera de la condena que en 2014 le dan a Barroso, como es también el chofer escolar de su hija, sospecha y cuando le pregunta a la niña, comprueba que también la había manoseado”, explicó el fiscal.

LEÉR MÁS  Nevó en Malargüe

Durante las pericias, la niña había contado que Barroso la había sentado en el asiento delantero y la manoseó: “En principio es el mismo método por el que ya fue condenado en 2014, un modus operandi”, explicaron.

Ese examen fue objetado por la defensa, pero el reclamo no tuvo éxito, aunque un par de años después, la niña participó de una nueva pericia, esta vez en cámara Gesell, donde se mantuvo en silencio ante la mayoría de las preguntas, un escenario que llevó a la defensa a plantear contradicciones de la menor.

LEÉR MÁS  Guaymallén: Se robaron hasta las cámaras de seguridad de una empresa

El fiscal Sívori negó cualquier contradicción y aseguró que aunque la niña se haya mantenido en silencio, “sus gestos corporales y la negativa a querer ver a Barroso y la manera en que se recluía y bajaba la cabeza, son indicadores claros que van en la misma dirección de la primera declaración”.

Finalmente, la jueza María Victoria Franano entendió que no había contradicción en las dos pericias de la menor, y condenó a Miguel Ángel Barroso a tres años y medio de prisión, unificándola con su anterior condena. Sin embargo, continuará en libertad hasta que la misma quede firme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here