Un empleado de un Carrefour de Mendoza impidió a un hombre y una mujer utilizar la aplicación de Precios Cuidados para Smartphone que permite controlar los valores de los productos acordados entre las empresas y el Gobierno Nacional.

La pareja intentaba utilizar la aplicación para controlar los precios, pero fueron interrumpidos por un empleado que les dijo que “no se pueden sacar fotos porque es una política de seguridad de Carrefour”.

LEÉR MÁS  Se entregaron 182 viviendas en Guaymallén

Conjuntamente, les explica a los consumidores “que tienen que pedir permiso” porque “pueden ser espías de la competencia”.

Ante esto, la pareja le dice que no hay normativa legal que impida eso, pero el empleado argumenta que “Precios cuidados no rige en plenitud para el interior del país” y que por ello no se permite sacar fotos. El empleado les explicó a los consumidores “que tienen que pedir permiso” porque “pueden ser espías de la competencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here