La iniciativa presentada en el Congreso Nacional por un diputado de Santa Cruz para generar un nuevo impuesto a las bebidas, incluido el Vino, parece avanzar en la Cámara Baja del Parlamento y eso causa preocupación en el sector bodeguero de Mendoza. Por esta situación los empresarios, acompañados por legisladores de Mendoza, viajarán hoy a Buenos Aires para presionar contra la iniciativa y le piden al gobernador Francisco Pérez que se ponga al frente del reclamo.

El proyecto en cuestión fija un canon de 0,45 centavos para todos los embases de bebidas alcohólicas, no alcohólicas y cigarrillos en todo el país. En teoría, los fondos recaudados serían para fomentar el deporte olímpico, pero el sector viñatero de la provincia dice no estar en condiciones de afrontar un nuevo impuesto y tampoco quiere trasladarlo al público.

Ante esto, distintas cámaras de viñateros se reunieron con el diputado nacional Roberto Pradines, del Partido Demócrata, quien lejos de llevar tranquilidad aseguró que el Gobierno Nacional piensa aprobar esta iniciativa la próxima semana. “El lunes se realizará la reunión plenaria de las comisiones de Deportes y Economía, donde si el proyecto recibe dictamen será votado y posiblemente aprobado el próximo miércoles”, lanzó el legislador.

LEÉR MÁS  Le robaron cinco mil pesos y la moto

Siempre bajo la visión de Pradines, el temor del sector vitivinícola radica en que el Ejecutivo Nacional habría dado luz verde para sancionar esta iniciativa, situación que significaría la aprobación inmediata de la misma ya que el Frente para la Victoria tiene mayoría en ambas cámaras legislativas.

Según los datos que maneja Pradines, la aprobación de ese proyecto le generaría a la provincia una merma de entre 500 y 600 millones de pesos anuales, debido que esos fondos pasarían a la órbita del Ejecutivo Nacional. Es por esto que en el comunicado que realizaron el salen a pedir a Pérez y al resto de los gobernadores de provincias vitivinícolas “Que se ponga al frente del reclamo”.

LEÉR MÁS  Así quedaron los nuevos límites de Luján de Cuyo

“Nadie está en contra de fomentar el deporte pero la reforma de la Ley debería ser financiada con reasignación presupuestaria, con el establecimientos de gravámenes especiales a la venta de entradas a eventos deportivos. O con incentivos a las empresas privadas que deseen aportar financiamiento, con exenciones impositivas o créditos a cuenta en gravámenes tales como Ganancias, Mínima Presunta, Contribuciones patronales, ingresos brutos provinciales, entre otros”, resaltó el diputado nacional (foto arriba).

Es por esto que hoy los viñateros mendocinos se reunirán con Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, a quien le pedirán que el vino este exento de pagar este nuevo impuesto. “El vino fue sancionado bebida nacional y Domínguez apoyó esa iniciativa, por lo tanto ahora necesitamos que nos escuche”, indicaron.

LEÉR MÁS  Pulverizan en San Carlos a pesar del rechazo del Concejo

¿Qué dice el gobierno provincial?

 Desde el Ejecutivo provincial siguen muy de cerca este proyecto de ley, pero salen a poner paños fríos asegurando que por ahora es “sólo una idea de un diputado” y confían en que el mismo no avanzará en el Parlamento.

“Es una locura el proyecto, la verdad es que creo que no se va a aprobar. Si continúa el proyecto de ley seguramente la industria vitivinícola va a estar exceptuada. La presidenta decretó que el vino es bebida nacional y también exceptuó de algunos impuestos al champán, por lo que seguramente instruirá a los legisladores para que saquen al vino del impuesto”, confió en el micrófono de Radio Andina Marcelo Costa, ministro de Agroindustria.

Fuente: Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here