A partir de la modalidad Obras por Administración, plan implementado por Irrigación para reducir costos y generar puestos de trabajo locales, es que se están desarrollando obras de entubamiento e impermeabilización en Vistalba, Luján de Cuyo. De este modo la DGI financia y acompaña las obras en la dirección técnica, mientras que las Inspecciones de Cauce las desarrollan.

En Canal 2º Vistalba, se está desarrollando un entubado cuyo beneficio permitirá que 1.500 regantes cuenten con más cantidad de agua y de mayor calidad. Este canal riega 1.000 hectáreas y su inspector, Alejandro Diez aseguró que traerá importantes y esperadas mejoras a la zona. “La obra que se está desarrollando aquí consiste en limpieza, colocación y entubamiento de 500 metros de canal, que beneficiará a 1.000 hectáreas. Esta obra la estamos realizando con personal de la Inspección y máquinas propias. El proyecto ha sido realzado por la Asociación Primera Zona de Riego y el apoyo técnico del Departamento General de Irrigación”.

LEÉR MÁS  Se inauguró la temporada de pesca en Mendoza

En tanto que, la Inspección Luján Sur está llevando adelante por esta misma modalidad, la realización de la 4º etapa del Canal Flores. Se trata de la impermeabilización y hormigonado de 1.050 metros. Intervención de un importante canal que trae beneficios a 500 regantes. El Inspector Américo De Blasis aseguró que “El canal Flores es el canal más importante y más grande de la Inspección. Riega 3.300 hectáreas, entre ellas, fincas de las más renombradas bodegas de la provincia. En este canal, al ir históricamente por tierra, la pérdida de agua es importante y con estas obras, se reduce. Antes de iniciar este cuarto tramo, la pérdida de agua rondaba el 40%, ahora es menor al 20%”.

LEÉR MÁS  Agencia de marketing online local se certifica como Google Partners

Sistema de premoldeados en zonas urbanas

Las obras en la hijuela 2º Guiñazú, pegada al Acceso Sur, contemplan la implementación de un nuevo sistema de placas de hormigón generado e ideado por la misma Inspección, de fácil traslado y colocación; que abaratan los costos casi en un 50% del hormigonado tradicional que se realiza con batea. “La idea surgió ante la problemática de tener que realizar obras en las hijuelas de la Inspección durante una parte del año. Con este sistema, la inspección puede trabajar durante todo el año, sin tener que esperar a la corta de agua anual. Se trata de la fabricación de premoldeados que son de fácil colocación sobre las hijuelas cuyos suelos hay que previamente limpiar y estabilizar, para luego apoyar estas placas. Se completa en algunos casos con unos bloques de hormigón en las paredes de la hijuela para impermeabilizar y evitar que tierra y piedras ingresen a la hijuela”, aseguró el Inspector Carlos Milani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here