Delincuentes maniataron y encerraron a su hija. Solo se llevaron un celular.

Una tensa situación le tocó vivir a Gustavo Soto en su vivienda. El hecho ocurrió el miércoles por la mañana, cuando la hija del intendente de Tupungato estaba estudiando en su vivienda y atendió el timbre de la puerta. En este momento los delincuentes ingresaron al hogar donde la maniataron junto a a la empleada.

Por lo que declararon las víctimas eran tres sujetos quienes ingresaron a cara destapada sin ninguna intención de cubrir su identidad. El propio Soto aseguró que sólo le sustrajeron un celular, por lo cual piensa que fue un mensaje más que un robo.

“Ingresaron a la casa porque ella (su hija) le abre la puerta, no alcanzó a terminar de abrirla que golpearon la puerta e ingresaron dos individuos (el tercero hacia de campana). Luego las encierran en dos habitaciones, revuelven todo buscando dinero y terminan yéndose con el teléfono que usa mi hija pudiendo haberse llevado otros electrodomésticos. Quizás haya sido un mensaje a quien acompaña al gobernador en esto de ponernos firmes contra el delito”, sentenció Soto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here