Profesionales de la Dirección de Derecho a la Alimentación (DIDA), a través del Programa Juntos para una Vida Saludable, concientiza sobre la importancia de conductas saludables en niños en edad escolar.
El programa está destinado a escolares de Servicios Educativos de Orientación Social (SEOS) y sus familias. A través de la modalidad de talleres, encuentros, espacios de diálogo con actividades lúdicas y de incentivo, aprenden sobre temáticas como autoestima, afectos y vínculos y alimentación saludable. También se trata el manejo higiénico de los alimentos, género, agua segura, salud bucal, primeros auxilios, salud de la mujer y conservas caseras.
Este año está previsto que los talleres comiencen en abril con esta temática. Desde el área indicaron que la idea es duplicar los destinatarios y comenzar con una  modalidad piloto que permita permanecer más tiempo en cada comunidad con el objetivo de profundizar y reforzar el mensaje.
El objetivo es promover espacios de encuentro y capacitación que brinden a escolares y sus familias herramientas que contribuyan a mejorar los hábitos alimentarios-nutricionales y de salud en general.
Las acciones consisten en el desarrollo de talleres de carácter interactivo, participativo y lúdico sobre salud, nutrición, prevención de enfermedades, promoción social y otros temas. Para acompañarlas, se entregan piezas gráficas destinadas a complementar la información.
En este sentido, las madres reciben un recetario económico que contiene comidas para preparar con el fin de que sus hijos tengan una alimentación nutritiva y con una mirada social que busca aprovechar los productos de estación de bajo costo. También se entregan a la escuela afiches destinados a la promoción de la higiene, puntualizando en el lavado de manos después de distintas tareas y antes de comer.
Datos 2016
El programa Juntos para una Vida Saludable realizó, en  2016, capacitaciones y talleres de promoción de la importancia de una buena alimentación. Hay que destacar que también se sumó a la iniciativa Aprender con Salud junto a otras áreas del Estado.
A lo largo del año académico 2016, se visitaron casi 40 establecimientos educativos de 10 departamentos, se abordaron temáticas como accidentes hogareños y de tránsito, alimentación y nutrición, salud bucal, salud mental y problemáticas de consumo y lactancia materna.
Los SEOS con los que se trabajó fueron seleccionados teniendo en cuenta el grado de vulnerabilidad de la zona en la que se encuentran. Al analizar los datos de acuerdo con el ámbito educativo definido por la Dirección General de Escuelas (SGE), el 40% de los SEOS trabajados son urbanomarginales, 26% marginales, 17% rurales y 14% urbanos.
Por otra parte, el estado nutricional de los alumnos evaluados arrojó que 6,52% tiene bajo peso, 12,58% obesidad y 14,60% sobrepeso.
La cantidad promedio de participantes en los talleres dictados por profesionales sanitarios o referentes de los programas preventivos de alimentación saludable y hábitos alimentarios fue de más de 2 mil alumnos.
LEÉR MÁS  Luján de Cuyo prohibió la venta de pirotecnia en todo el Departamento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here