Alco-Canale busca asociarse para salir de la quiebra

La empresa conservera Alco-Canale no sale de la crisis y busca asociarse para poder afrontar sus obligaciones. Este lunes los dueños se reunieron con integrantes del gobierno provincial y pidieron una inyección de dinero para operar a fin de año con la nueva temporada de cosecha de frutas.
En la reunión, que se realizó en Casa de Gobierno, participaron el subsecretario de Industria del Ministerio de Economía, Guillermo Cruz; el subsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré; delegados gremiales y también los dueños de la firma Alco-Canale.
Tal como están la empresa en la actualidad, que tiene a los empleados suspendidos, más deudas con los mismos trabajadores, a proveedores y también en impuestos, la única salida parece ser la asociación con alguna otra gran empresa, que pueda aportar capital para comenzar la temporada de damasco, que arranca en diciembre (luego durazno y más tarde tomate).
Daniel Bertello, secretario gremial del Sindicato de Alimentación de San Rafael, indicó que son unos 1800 los empleados (600 en planta y el resto temporario) que se desempeñan en las 3 plantas de la provincia (San Rafael, Tupungato y Tunuyán).
Al respecto, comentó que la deuda a trabajadores es “altísima”, ya que “se debe el 60% del aguinaldo, los retroactivos de mayo y junio -del 18%-, más el 50% de la primera quincena de agosto”.
Por otro lado, el subsecretario Cruz admitió que la situación es “muy grave” y que la empresa necesitaría de socios para capitalizar a la empresa con, por lo menos, unos 150 millones de pesos.
“Estamos preocupados sobre todo por las fuentes de trabajo. Hemos armado una mesa de diálogo con los dueños, proveedores y personal para intentar salir de este problema”, acotó, aunque sostuvo que por ahora el gobierno nacional no tiene en mente volver a poner dinero en la empresa.
Recordemos que Alco-Canale recibió 150 millones de pesos del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR) en dos etapas: la primera, 75 millones de pesos, en noviembre de 2015; y el resto en el transcurso de 2016.
Sin embargo, parte son del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) destinados a pagar parte del sueldo de los trabajadores, y se prohíbe claramente la suspensión o despido de los mismo. Desde hace 2 semanas, sin embargo, la empresa suspendió a todos los trabajadores. Por su parte, Cruz expresó que no tampoco hay manera de poder reactivar la empresa sin cancelar el pago a los propios empleados.
LEÉR MÁS  San Martín: polémica por una escombrera junto al río Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here