@AdolBermejo cargó contra @PacoPerezMza por Hierro Indio

“El fracaso de Hierro Indio es el fracaso de la política”. La cita no es de un radical, ni de un empresario minero, sino que corresponde al senador nacional Adolfo Bermejo, mendocino y enrolado en el sector que conduce el mítico operador Juan Carlos Mazzón.

La irrupción de Bermejo no es casual. Este senador, enrolado en el sector de los “azules”, es uno de los posibles candidatos a gobernador del PJ. Sin medias tintas, acusó a Paco Pérez de “no hacer docencia” respecto al debate minero y lamentó que la discusión se haya circunscripto a “agua o minería”.

Desde el gobierno le contestó el ministro de Energía, Marcos Zandomeni, quien intentó el manejo político del tema, que terminó fracasando en la Legislatura provincial.

“No vamos a mandar un proyecto para destruirlo, hay que esperar el momento indicado. En el fondo, no es la minería o el agua, sino que cualquier proyecto no va a ser aprobado. No vamos a jugar con el futuro de Mendoza”, afirmó Zandomeni, al hablar en una conferencia organizada por la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA).

Pero no fue el único cruce. También se sumó a la polémica el intendente peronista de General Alvear, Juan Carlos de Paolo, precisamente el municipio donde se focalizó la mayor resistencia al proyecto de Hierro Indio, con piquetes e incidentes.

Esto provocó en su momento una airada reacción de Paco Pérez quien afirmó que en ese municipio “hay venta de drogas y prostíbulos, y por eso nadie hace un piquete”. De Paolo le contestó que las acusaciones son infundadas y en todo caso lo desafió a llevar el tema a la Justicia: “El mandatario tiene la obligación de denunciarlos ante la Justicia federal”, chicaneó.

LEÉR MÁS  Violó la prisión domiciliaria y baleó a un hombre en Godoy Cruz

El fracaso de Hierro Indio

Estos cruces fueron los último episodios de una novela que comenzó hace un mes, cuando la Legislatura provincial comenzó a tratar el expediente de Hierro Indio, una mina de ese metal, pequeña en comparación con otros emprendimientos mineros del país. El trámite que establece la ley provincial antiminera 7.722, indica que después de realizar numerosos estudios técnicos y de impacto ambiental, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) resultante, debe ser aprobada por ambas cámaras legislativas.

Muy ajustadamente, la DIA de Hierro Indio pasó por el Senado, pero fue rechazada en Diputados por amplio margen. En eso mucho tuvo que ver la situación de protestas sociales generalizadas en el departamento de Alvear, vecino a Malargüe, donde está el yacimiento. El mismo día del rechazo, el viernes pasado, Pérez salió con furia a criticar a los radicales y a los alvearenses, y fue donde dijo la frase que el intendente usó para contraatacar.

Mientras, en el departamento vecino, muy golpeado económicamente desde que el proyecto Potasio Río Colorado, fuera abandonado por la minera brasileña Vale en enero del 2013. Su intendente, José Agulles, hizo todas las gestiones posibles para que Hierro Indio se aprobara.

Se trata de un proyecto que prevé generar 500 empleos, según prometieron los empresarios mendocinos que se quedaron con la concesión.

LEÉR MÁS  Camioneta atropelló y mató a un joven que cruzaba a pie el Acceso Este

La pelea sigue

Pese al mal trago, el Gobierno provincial quiere insistir con Hierro Indio el año que viene. Se revisarán las observaciones formales que se le realizaron a la DIA en la Legislatura y se reenviará el expediente en mayo.

Los radicales, que se ven gobierno desde diciembre del 2015, han afirmado que “analizarán la nueva DIA”, mientras sacan cuentas de qué ingresos podría generar para las arcas provinciales el proyecto. No obstante, todos se miran de reojo a la hora de hablar de las fechas de posible debate: nada menos que julio o agosto, en plena campaña electoral.

Justamente en la campaña del 2011, fue cuando la mina de cobre San Jorge fue rechazada por pedido de Pérez, por entonces candidato oficialista a la gobernación, como gesto a los ambientalistas que habían poco menos que sitiado la provincia con sus protestas.

Respecto a San Jorge, los inversores rusos que desde principios de año intentan que la DIA de la mina se trate en la Legislatura, anunciaron por canales informales, que tienen un pie fuera de la provincia y los 400 millones de dólares que tenían previstos invertir en Mendoza se irán a una mina en Honduras.

El ultimatum de los rusos tuvo lugar poco antes de que se comenzara a tratarse Hierro Indio, emprendimiento que el Gobierno utilizó como globo de ensayo para conocer el sentir de la opinión pública, antes de jugársela o no con San Jorge, un proyecto mucho más ambicioso y rentable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here