El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y su par de San Juan, Sergio Uñac, firmaron un acuerdo que permitirá la regulación del stock vínico, luego de que representantes de ambas administraciones mantuvieran varios encuentros para consensuar la modificación del tratado entre ambas provincias que regía desde el 24 de noviembre de 1994.
Los mandatarios firmaron el tratado que establece que ambas provincias deberán diversificar el 14 por ciento como porcentaje mínimo del total de la uva ingresada a bodega correspondiente a la cosecha y elaboración del año en curso.
La particularidad del proyecto es que ”deja abierto el diálogo a los efectos de continuar actualizando el convenio en concordancia con el escenario vitivinícola vigente”, según explicaron desde la Gobernación mendocina.
En esa línea, señalaron que ”el acta suscripta desde hacía 22 años ya no representaba los objetivos comunes que tanto Mendoza como San Juan se habían propuesto en relación al ordenamiento de la industria”, ya que ”uno de los principales problemas que presentaba era el porcentaje mínimo total de la uva ingresada a bodega. Además, en el tratado anterior no estaban bien definidos los mecanismos que reflejaban las actividades de diversificación de la producción de uvas y vinos”, agregaron.
De esta manera ”uno de los puntos destacados de la nueva rúbrica será el hecho de que ambos gobiernos podrán intervenir y controlar que no haya ningún tipo de abuso en las transferencias de cupos de mosto y exportación”, añadieron.
”Hemos llegado a un buen acuerdo con un buen porcentaje”, subrayó Cornejo luego de explicar la importancia de que exista un artículo que permite la actualización del Tratado.
”El acuerdo es tan sólo un instrumento que siempre debe estar abierto a revisión para buscar la mayor armonía posible. Hay que buscar los equilibrios necesarios para generar un buen clima de negocios y estabilidad. Debemos pensar cómo continuar trabajando los años que siguen”, detalló.
Subrayó al respecto que si bien el año pasado no se llegó a un acuerdo, se operó automáticamente un porcentaje. ”En el 2016 nos vimos obligados a realizar una intervención del Estado, con fondos del Gobierno nacional y de los gobiernos provinciales, en la búsqueda de mejorar el precio. Hoy, por múltiples motivos, sanas decisiones de los gobiernos y buena organización empresaria, estamos logrando un buen precio con una buena calidad”, acotó.
Por su parte, Uñac manifestó que ”la mirada regional dentro de un país federal es importante no perderla jamás. El nuevo Cuyo tiene desafíos y problemas comunes que deberemos resolver en conjunto. Creo que definitivamente estamos transitando un camino de diálogo con Mendoza que es auspicioso, tanto con su gobernador como con sus ministros y con quienes son parte de la economía activa”.
Además, dijo que ”estamos apostando al crecimiento de la región, nuestra vitivinicultura no es la misma que hace 22 años atrás. Allí radica la importancia de esta firma”.
LEÉR MÁS  Alerta en el sur provincial por "la mosca de los frutos"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here