A pesar de la noche lluviosa, la sala mayor de la provincia se vistió de gala para recibir a la Orquesta Filarmónica, hija natural de este espacio. Cientos de mendocinos dijeron presente y no era para menos: además de ofrecerse el concierto apertura de la temporada 2016, se iba a poder escuchar, por primera vez, la Sinfonía Nº 5 de Mahler.

El sábado, desde las 21.30, se pudo disfrutar, en el Independencia, un programa doble que incluyó el Concierto para violín en sol mayor, de Joseph Haydn, con el joven violinista brasilero José Fernandes Pereira Neto, como músico invitado y la Sinfonía Nº 5 de Gustav Mahler, con alrededor de 80 intérpretes en escena. Ambas obras contaron con la dirección del Maestro Gustavo Fontana, titular de la Filarmónica.

LEÉR MÁS  Encontraron muerto a un hombre dentro de una acequia

Tras sus presentaciones en la Fiesta de la Cosecha, en la segunda noche de Vendimia, con Verónica Cangemi y en la apertura de Música Clásica por los Caminos del Vino, el del sábado por la noche fue el primer concierto de la temporada oficial de esta importante institución.

Preparándose para un año que incluirá conciertos didácticos, presentaciones por los departamentos y obras cumbres como “El Cascanueces”, “La Traviata” y hasta la banda sonora de “Star Wars”, la orquesta dirigida por Fontana se animó a abordar una impactante obra, inédita en la provincia: la Sinfonía Nº 5 de Gustav Mahler.

LEÉR MÁS  Mató a su amigo de la infancia por accidente

Según las palabras del director, “esta obra lo tiene todo. Nos lleva a hacer un viaje psicológico que recorre la muerte, la esperanza y el amor. Una síntesis perfecta de la existencia del mismo Mahler, cuya vida estuvo signada por la tragedia”. Alrededor de 80 músicos crearon “caminos” musicales que se mostraron tensos, inmensos, sinuosos, abiertos, descendentes hasta los más profundos infiernos o ascendentes hacia paraísos remotos.

LEÉR MÁS  Mató a su amigo de la infancia por accidente

Durante una hora y cuarto, el silencio colmó la platea y, entre movimientos, se escuchaba algún respiro que dejaba escapar la tensión. Tras el final, a toda orquesta, el público agradeció de pie durante varios minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here