En Mendoza caen las ventas y baja la producción, pero aumenta la recaudación impositiva como en casi ninguna otra provincia. Los expertos aseguran que esa situación se dio por modificaciones en las leyes de Avalúo e Impositiva, fundamentalmente vinculadas al impuesto Automotor. 
Según un informe de la Fundación Mediterránea, la recaudación de impuestos provinciales de Mendoza creció 37,63% en términos nominales (sin tomar en cuenta la inflación) en el primer cuatrimestre del año, pasando de $ 4.008 millones recaudados durante ese período en 2015 a unos $ 5.516 millones este año. 
Entre las demás provincias solo dos crecieron más que Mendoza en ese período. Una de ellas fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una suba del 39,4% en su recaudación, y la otra fue Córdoba (39%). El resto quedaron por debajo, como Entre Ríos (36,8%), Buenos Aires (36,3%), Río Negro (35,9%) y San Luis (33,2%), por citar algunos ejemplos. 
Las que menos crecieron fueron San Juan (21,9%) y Formosa (20,2%), siempre hablando en términos nominales. 
Si se toma en cuenta la inflación, que fue del 34,9% entre el primer cuatrimestre de 2015 y primer cuatrimestre del 2016, se evidencia que los aumentos en recaudación son mucho menores y en la mayoría de las provincias el balance es negativo. 
La suba recaudatoria de Mendoza en términos reales fue del 2%, siendo superada solo por CABA (3,2%) y Córdoba (3%). Buenos Aires creció 1% y Río Negro 0,7%. El resto de las provincias cayeron en la recaudación de sus respectivos impuestos provinciales, siendo San Juan y Formosa las de peor resultados, con caídas del 9,7% y 10,9% respectivamente. 

Los economistas Jorge Day (Ieral), Pablo Salvador (Fundación Ideal) y Sebastián Laza, coincidieron plenamente en que, entre todos los impuestos provinciales, el más relacionado al nivel de actividad económica es Ingresos Brutos. Eso significa, por ejemplo, que si los comercios mejoran sus ventas pagan más de Ingresos Brutos y si venden menos pagan menos. 
Los otros tributos, en cambio, están más relacionados con el patrimonio del contribuyente. Si el usuario tiene dos autos paga dos patentes (impuesto Automotor) y si no tiene ninguno, no paga nada.
Teniendo en cuenta esa condición, los economistas concluyeron por qué Mendoza crece 2% en términos reales.
Jorge Day explicó que “si se analiza cómo están conformados los $ 5.516 millones recaudados por Mendoza en el primer cuatrimestre, se observa con claridad que el crecimiento no se debe a una mejora en la actividad económica”. 
Los números hablan por sí solos. En términos reales (teniendo en cuenta la inflación), Ingresos Brutos cayó 1,6% según los datos de recaudación de Administración Tributaria Mendoza (ATM). No es un dato menor, debido a que ese impuesto explica cada año el 80% de la recaudación de impuestos provinciales y es el más relacionado a la actividad económica.
También cayó Ingresos Varios (11%), mientras crecieron Sellos (3,6%), Inmobiliario (2,2%) y Automotor (39,5%).
“De ahí se deduce que la mejora en la recaudación de impuestos provinciales de Mendoza se debe a subas de impuestos en los tributos patrimoniales, fundamentalmente el Automotor”, señaló Day. 
Sebastián Laza coincidió en que “los aumentos de impuestos en Inmobiliario y Automotor explican por qué Mendoza creció 2% en su recaudación durante el primer cuatrimestre”, pero reconoció que “no necesariamente son la causa de la diferencia con otras provincias”. 
“Así como Mendoza aumentó la carga tributaria sobre los impuestos patrimoniales, los demás Estados provinciales también han implementado modificaciones. Es probable que el ajuste haya sido mayor en Mendoza, pero también habría que analizar cuánto impactó la recesión en cada provincia”, comentó. 
 
El economista Pablo Salvador realizó el mismo análisis que sus colegas e hizo una observación en lo que respecta al impuesto Inmobiliario y al Automotor.
“En ambos casos se incentivó el pago anual con descuentos sobre los montos totales y se aplicaron modificaciones en las leyes de Avalúo e Impositiva”, señaló.
“Como todos los años, el Gobierno aumentó los avalúos de inmuebles y vehículos. Es decir que actualizó el valor de mercado de autos y casas que se toma en consideración para cobrar los impuestos. Generalmente la suba acompaña la inflación del último año, pero en este caso se registraron subas cercanas al 50%”, recordó.
No obstante, lo que más diferencia marca entre la recaudación de un año y del otro (principalmente Automotor con suba del 39,5%), son los cambios en las leyes Impositivas.
El cambio más significativo es el valor que se toma en cuenta para los autos comprados en los últimos años. En temporadas pasadas se establecía que los autos de un año de antigüedad y los 0 km debían pagar de patente el 3% de su valor según la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor (Dnrpa) y el resto pagaba un valor fijo determinado por ATM. 
La Ley Impositiva de 2016 determinó que a partir de este año todos los autos del 2012 en adelante dependen de la Dnrpa y no de la tabla fija de Mendoza, lo que llevó a que se registraran aumentos muy pronunciados. 
Ese reglamento imponía subas de más de un 100% para algunos autos, pero la ley dispuso una variación máxima del 50% para los autos que cambiaban de valuación provincial a la nacional.
Otro cambio se dio en los premios por pago en regla. Hasta 2015 se premiaba con un descuento del 20% a quienes iniciaran el año sin deudas tributarias y con 10% a quienes pagaran el total del impuesto (Automotor e Inmobiliario) en una sola cuota.
Este año, en cambio, se dejó de dar la rebaja del 20% por estar libre de deudas, lo que llevó a que muchos contribuyentes sufrieran subas muy superiores al 50%. 
Tal fue la incidencia de esas modificaciones, que sin impuesto Automotor, Mendoza caería en su recaudación 1,23% en términos reales, en vez de crecer 2%. 
Si se dejara de lado Automotor y se tomaran en cuenta solo los otros cuatro tributos provinciales (Ingresos Brutos, Inmobiliario, Sellos e Ingresos Varios), se vería que la recaudación entre el primer cuatrimestre de 2015 e igual período de 2016 aumentó 33,23% en términos nominales (pasó de 3.687 millones de pesos a 4.913 millones de pesos), vale decir que cayó 1,23 por ciento teniendo en cuenta la inflación del 34,9 por ciento.
 
LEÉR MÁS  Según la UCA, 13,5 millones de argentinos son pobres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here