Varias horas después, ningún grupo se había adjudicado el hecho.

El incidente se produjo poco después de las 14, cuando estalló un extintor de incendios cargado con pólvora negra que estaba dentro de un cesto de residuos en un local de comida rápida ubicado en un centro comercial vinculado con la estación Escuela Militar del subte, en el barrio Las Condes.

La presidenta Michelle Bachelet calificó al ataque como un ”acto abominable”, un ”atentado grave” y ”uno de los actos más cobardes, porque tiene como objetivo generar temor en la gente”.

Tras visitar a algunos de los heridos en la clínica Las Condes, la mandataria dijo que tanto el atentado de hoy como el ocurrido el 13 de julio pasado en otra estación de subte ”son actos terroristas” pero sostuvo que ”no corresponde” afirmar que ”hay terrorismo” en Chile.

”Este acto, así como los bombazos en la estación Los Dominicos, son actos terroristas; de ahí a decir que hay terrorismo en nuestro país, creo que no corresponde”, manifestó, y remarcó que ”Chile es un país seguro”.

Bachelet ratificó lo dicho más temprano por el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, y el vocero del gobierno, Álvaro Elizalde, en el sentido de prometer que se aplicará el mayor rigor para investigar y sancionar el episodio.

LEÉR MÁS  El PD propone crear fiscalías especializadas en delitos ambientales

En cambio, relativizó la posibilidad de recurrir a la Ley Antiterrorista, mencionada por ambos funcionarios.

”Uno de los problemas de la Ley Antiterrorista es que se debe probar la intención de crear temor, por lo tanto tenemos una ley poco eficiente y estamos trabajando en hacer los cambios para hacer más eficiente la ley”, explicó Bachelet.

La jefa del Estado, que esta tarde suspendió las actividades que tenía programadas, convocó para mañana a los miembros del Consejo Operativo de Seguridad, según confirmó ella misma.

Tres mujeres -una de 67 años, otra de 61 y la tercera sin identificar- estaban graves pero sin riesgo de muerte, luego de que dos de ellas fueran reanimadas, informó Max Ekdhal, traumatólogo de guardia de la clínica Las Condes.

”Una de ellas ingresó con una fractura expuesta de la pierna derecha y con una lesión de partes blandas y una herida en la pierna izquierda”, y otra ”con una amputación de la parte distal y con fracturas múltiples de las falanges y del metacarpiano de la misma mano”, detalló el médico.

LEÉR MÁS  Ofrecen $ 1 millón por datos del militante del mortero prófugo desde diciembre

En tanto, en el hospital Salvador, un ciudadano venezolano de 35 años -que en un primer momento fue señalado por error como argentino- fue internado con fractura expuesta de una pierna, reportó el jefe de urgencias de ese centro sanitario, Horacio Díaz.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, confirmó que la Policía de Investigaciones y Carabineros estaban ”trabajando” en la pista de dos jóvenes que, según testigos, dejaron un bolso en el lugar donde se produjo la explosión y se alejaron rápidamente en un automóvil Chevrolet Corsa blanco.

Aleuy reconoció que cuando se produce un atentado como el de hoy, ”el impacto es nacional y mundial”, pero subrayó que ”si se hace un análisis comparativo de lo que pasa en el mundo, Chile sigue siendo un país seguro”.

El fiscal Francisco Bravo detalló que el artefacto que detonó esta tarde estaba compuesto por un extintor, pólvora negra y un temporizador, y fue un dispositivo ”muy similar” al que estalló el 13 de julio pasado en un vagón de subte en la estación Los Dominicos.

LEÉR MÁS  La Corte le dijo basta a las peleas por el río Atuel

Bravo destacó también el hecho de que varias horas después del atentado éste no hubiera sido reivindicado por ningún grupo.

De todos modos, la prensa local reparó en que el ataque se produjo una hora después de que se conociera el fallo de la Corte Suprema que ratificó las condenas a tres miembros del grupo guerrillero Movimiento Juvenil Lautaro declarados culpables del asesinato de un cabo de Carabineros y el asalto a un banco.

El bloque de diputados de la Democracia Cristiana -integrante de la coalición gobernante- opinó que tras el atentado de hoy ”no se necesita mano dura, se necesitan manos inteligentes”, y reclamó ”una nueva ANI” (Agencia Nacional de Inteligencia), ”modificaciones a la Ley Antiterrorista” y ”una fuerte tarea del Ministerio del Interior”.

En la oposición, el ex ministro del Interior Andrés Chadwick coincidió con el gobierno en que la de hoy fue ”una acción de carácter terrorista” y llamó a ”estar todos unidos para combatir el terrorismo” con ”todo el rigor de la ley”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here