Una veintena de jueces podrían verse forzados a retirarse. El Consejo de la Magistratura les pidió que informen su situación

Al amparo del fallo de la Corte Suprema, que ratificó que los jueces deben jubilarse a los 75 años, el Gobierno avanza con una renovación del Poder Judicial, que le permitirá nombrar a una veintena de nuevos magistrados.

Es que el Consejo de la Magistratura, por decisión de su presidenta, Adriana Donato, les pidió a los 27 jueces que en sus registros aparecen como mayores de 75 años que en 24 horas les informen si tienen presentada alguna sentencia firme que los proteja para evitar ser jubilados.

Según detalla el diario La Nación, los cálculos oficiales y de los propios jueces señalan que sólo tres de los 27 magistrados están a salvo: María Servini y los camarista del trabajo Néstor Rodríguez Brunengo y Estela Milagros Ferreiros.

LEÉR MÁS  Cayó una de las bandas narco más fuertes de la provincia

Anoche, unos 10 jueces habían contestado al Consejo. Algunos dijeron que tienen amparos presentados, otros que no judicializaron su caso porque creían que el fallo Fayt (por el ex juez de la Corte Carlos Fayt, que asumió antes de la reforma constitucional y pudo sortear el límite del tope de la edad) los protegía y otros dijeron que ya renunciaron.

Entre el lunes y el martes, el resto de los jueces de la lista que no presenten las sentencias que los mantienen firmes podrían ser invitados a cesar en sus funciones, pues los consejeros interpretan que tras el fallo de la Corte todas las sentencias que firmen de ahora en más son nulas, dijeron fuentes de ese cuerpo. Pero esa decisión la deberá tomar el plenario del cuerpo.

LEÉR MÁS  “Si Perón viviera votaría a Cambiemos”

Claro que al mismo tiempo el Consejo debería abrir una veintena de concursos para cubrir las vacantes o ampliar los concursos existentes.

En tanto, la decisión de pedir las renuncias le permitiría nombrar a unos 24 jueces subrogantes en puestos clave de la justicia federal, la justicia laboral y la justicia civil.

Además, el macrismo en el Consejo va a tener cinco vacantes en la estratégica Cámara de Casación Penal Federal, la máxima instancia por debajo de la Corte para las causas de corrupción que enfrenta el kirchnerismo.

LEÉR MÁS  La historia del cura que se enamoró, abandonó los hábitos y se fue

Esto ocurre porque ya hay cuatro vacantes en el cuerpo y uno de los jueces que debería jubilarse es Pedro David, uno de los camaristas más antiguos.

Hay un concurso convocado que no puede avanzar. Pero ahora sí podrá hacerlo, indicaron fuentes oficiales. El clima ayer en el Gobierno era de festejo luego de que el ministro de Justicia, Germán Garavano, se reunió antes del mediodía con Mauricio Macri.

Celebraron que el Consejo citara a dar explicaciones al camarista Eduardo Freiler, a quien quiere remover mediante juicio político.

En el Gobierno esperan una catarata de renuncias y no tener que llegar a las intimaciones para que los jueces se jubilen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here