Fue una decisión tomada por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social en función del trabajo de la fiscal Gabriela Chaves.

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) dio de baja a 30 cooperativas de trabajo pertenecientes a la agrupación Tupac Amaru.

Así lo confirmó  el titular de la Dirección de Cooperativas de Mendoza, Gustavo Calle, quien recordó que las asociaciones estuvieron involucradas en diversas causas judiciales.

La fiscal de Delitos Económicos Gabriela Chaves es quien lleva adelante la investigación por la que está imputada Nélida Rojas (la titular de la agrupación) por los delitos de asociación ilícita (como jefa), extorsión, estafa, usurpación en la modalidad de despojo y coacción agravada en 24 causas distintas.

“Detectamos inconsistencias a través de los libros que secuestré en la casa deNélida Rojas. Estaban los libros de todas las cooperativas. Fuimos citando a las personas que aparecían como beneficiarios y nos fueron confirmando que desconocían que pertenecían a una cooperativa. Es decir que habían usado sus nombres para armarlas”, explicó Chaves.

“Usando ese formato es que obtenían los desembolsos de dinero. En caso contrario no hubieran podido participar en las operatorias de vivienda, porque estaban pensadas justamente para cooperativas de trabajo”, continuó.

“Esa es la información que envié al Inaes y a la Dirección de Cooperativas de Mendoza. A partir de allí, ellos iniciaron actuaciones sumariales para sacarles la personería jurídica”, agregó la fiscal de delitos económicos.
“A su vez, AFIP hizo un trabajo para levantar el velo a las cooperativas y hacerle una determinación de oficio a Ramón Martínez (esposo de Nélida Rojas) en relación a la evasión impositiva. Los cheques que llegaban de Nación venían a nombre de las cooperativas y de ahí pasaban a las cuentas de Martínez”, concluyó la investigadora del caso, que el año pasado encarceló a Rojas y gran parte de su familia.

En Mendoza, la Tupac Amaru trabajó en 10 departamentos en total: San Carlos, Tunuyán, Tupungato, Luján de Cuyo, Maipú, San Martín, Godoy Cruz, Lavalle, Las Heras y Guaymallén y Lavalle.

LEÉR MÁS  La FIFA publica un nuevo 'ranking' con las selecciones nacionales

Caen las cooperativas

Mendoza cuenta con 1.850 cooperativas inscriptas, pero sólo 870 están activas. Hasta la fecha, han quedado en el camino 100 cooperativas de trabajo que presentaron diferentes irregularidades, entre las que se encontraban las 30 ligadas a la agrupación Tupac Amaru.

En 2016, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación informó que no se ampliaría la nómina de 120.000 beneficiarios de los planes Argentina Trabaja y que habría ajustes en las cooperativas. Mendoza, por supuesto, no estuvo exenta de esos ajustes.

Al respecto, el titular de la Dirección de Cooperativas de la Provincia, Gustavo Calle, explicó que muchas asociaciones de las que se canalizaron a través de los planes“Argentina Trabaja”, “Manos a la Obra” y “Más y Mejor Trabajo”, tenían beneficios como complementos salariales y en algunos casos subsidios por hasta 500 mil pesos para compra de maquinaria y capital de trabajo.
“Lo que se ha hecho hasta ahora es una depuración, a nivel nacional y provincial. Algunas siguen y trabajan bien. Otras, cuando se les cortó el plan, terminaron. A nivel nacional 8.000 cooperativas dejaron de funcionar y en Mendoza aproximadamente 100 quedaron en el camino”, confirmó el funcionario.
Además de las vinculadas a la Tupac, alrededor de 70 cooperativas más se dieron de baja porque “nunca arrancaron o trabajaron mal”, según advirtió Calle.

“A todas las que nacieron de planes sociales y no funcionaron, se les fue dando de baja, pero a las que sí funcionaron se las ayuda para que continúen”, explicó el Director de Cooperativas de Mendoza.

LEÉR MÁS  Denunciaron a Estela de Carlotto en el Inadi por sus dichos sobre la escritura de Centeno

La importancia del asociativismo

Lejos de lo que sucedió con la Tupac, existen en la provincia ejemplos exitosos de cooperativas de vivienda social. De hecho, Calle comentó que en San Carlos recientemente se reactivó una obra de 90 viviendas gracias a la asociación de siete cooperativas de trabajo.

Actualmente la Dirección de Cooperativas es el organismo que hace el trabajo de enviar toda la documentación a Nación para que quede registrada la nueva entidad, un proceso que tarda seis meses, debido a que se evalúa a los consejeros de dicha sociedad.

“Esto se hace para evitar problemas futuros, como por ejemplo el fraude laboral en las cooperativas de trabajo y los fraudes económicos en las cooperativas de vivienda. También se cuida que en las cooperativas agrícolas sean realmente los agricultores los que las conformen, para que no  se desvirtúe su objeto en el futuro”, agregó Calle.

Los consejeros, o miembros, de las entidades no pueden estar inhabilitados, inhibidos ni tener antecedentes penales, y el funcionario explicó que revisar todo eso lleva tiempo.

A partir del 2019 se espera que el sistema de expediente electrónico de la provincia quede empalmado con el de Nación a fin de lograr que todo el proceso constitutivo dure no más de seis meses.

LEÉR MÁS  Macri: "No pienso hipotecar el futuro de los argentinos para defender a nadie"

En la provincia hay 299 cooperativas de trabajo y el funcionario señaló que el 30% de la población de Mendoza está ligada directamente a una cooperativa.

“De las que andan bien, hay cerca de 50 que tienen convenios con el Estado y realizan tareas de limpieza o mantenimiento, como por ejemplo las que funcionan en el Campo Papa o en el Centro Cívico”, indicó

Recientemente, esta modalidad ha repuntado con la reactivación de los créditos de vivienda y nacieron cooperativas que cumplen el objetivo de urbanización del lote, ya no de construcción, como en épocas anteriores.

El funcionario explicó que esto se debe a que la oferta de créditos actualmente es individual, por lo que la necesidad de los beneficiarios radica en contar con un terreno en condiciones para poder edificar.

En el sector agrícola, Calle señaló que la única forma de sobrevivir al modelo concentrador que presenta hoy la economía, es justamente unirse a él, y para hacerlo siendo un pequeño actor, la única forma posible es el asociativismo.

Para asociarse, el modelo que tiene como fin la comercialización es el cooperativo, y es el que hoy logra unir a los diferentes empresarios o productores para que tengan las ventajas competitivas de quienes venden grandes volúmenes.

“Si no sos un gran jugador, en la agricultura te tenés que ir asociando”, cerró el funcionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here