Las puertas de la Casa Rosada se cerraron al público a las 12, tras una incesante demostración de afecto y cariño hacia la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que llegó a las 10 al velatorio luego de haber pasado la noche en la residencia de Olivos.

Desde temprano, funcionarios nacionales, gobernadores y sindicalistas participaron de las últimas horas del velatorio del ex presidente, y decenas de personas se agolparon para poder ingresar, pese a la lluvia que comenzó a caer sobre Buenos Aires a media mañana.

Apenas llegó la mandataria, fue saludada por la canciller española, Trinidad Jiménez, y el ex presidente de Gobierno Felipe González, que llegaron en representación de su país.

Las últimas dos horas del velorio fueron una seguidilla de emotivos momentos, en los que la Presidenta saludó y se fundió en abrazos con militantes, jóvenes y personal de la Casa de Gobierno que se agolparon frente al féretro de su marido.

LEÉR MÁS  Convocan a una marcha para pedir el desafuero de Cristina Kirchner

Un momento muy especial se vivió cuando varios mozos de la Unidad Presidencial, que sirvieron a Kirchner durante su gestión, se acercaron al ataúd, emocionados hasta las lágrimas, y dieron un aplauso cerrado al ex mandatario.

Minutos después, la espontánea entonación del himno nacional irrumpió en la capilla ardiente, como parte de los tributos que los militantes brindaron a la figura del ex presidente.

La canción patria comenzó a ser entonada por un hombre que ingresó al salón y luego se sumaron el resto de los presentes en el lugar, entre ellos la Presidenta.

LEÉR MÁS  El Gobierno adjudicó 6 áreas petroleras a 3 empresas

Las demostraciones de aliento a la jefa de Estado tuvieron otro conmovedor momento cuando un hombre del público, que se presentó como dirigente rural, agradeció a viva voz a Kirchner haber sido ”el presidente que más rentabilidad le dio al campo”.

El dirigente afirmó que desde que Néstor Kirchner y Cristina Fernández gobiernan Argentina ”nunca más se remató una hectárea en el país”, lo que emocionó hasta las lágrimas a la Presidenta, quien -conmovida- se inclinó sobre el cajón de su esposo y se acercó luego a abrazar al hombre.

También grupos de obreros con cascos amarillos, miembros de la juventud peronista, del CEAMSE, y representantes de pueblos originarios se acercaron a ofrecer las condolencias a la Presidenta, así como figuras de mundo del espectáculo como Leonardo Sbaraglia y Fabián Vena.

LEÉR MÁS  Los cuadernos K dividen al PJ local

Un grupo de operarios de la firma que construye la ampliación del subte E ingresó en la capilla ardiente entonando el cántico ”yo soy argentino … los soldados del pingüino” y obsequió un casco amarillo que la mandataria colocó sobre el féretro de su esposo.

En minutos, comenzará el cortejo fúnebre que llevará los restos del ex presidente hasta el aeroparque metropolitano, desde donde serán trasladados al cementerio de Río Gallegos para su inhumación.

El recorrido será por las avenidas Leandro N. Alem, Córdoba, 9 de Julio, Libertador, Salguero y avenida Costanera, calles en las cuales ya está apostada gran cantidad de gente para acompañar el paso del cortejo.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here