Fue a las 5.40 de hoy. La gobernadora permaneció otra vez atrapada en la sede del gobierno, mientras un nutrido número de personas reclamaba afuera respuestas ante los 37 días de paro docente.

Fue otra noche larga para la gobernadora Alicia Kirchner. Un grupo de manifestantes bloqueó ayer por la noche, una vez más, los acceso de la casa de gobierno impidiendo que la mandataria provincial logre salir del edificio: permaneció allí desde las 10.30 de ayer hasta las 05.40 de hoy.

La cuñada de Cristina Kirchner logró retirarse de la sede de gobierno recién a esa hora por la calle Comodoro Rivadavia, uno de los ingresos laterales del edificio. Es la tercera vez que Kirchner queda encerrada a raíz de una protesta. La anterior había sido junto con la ex presidenta, quien luego realizó un video sobre los hechos.

 

La protesta es mientras la provincia continúa paralizada. El sector docentes ADOSAC votó otra semana de paro. El reclamo se siente también en el Poder Judicial, cuyos empleados continúan con su reclamo en el ingreso al edificio del Tribunal Superior de Justicia. Ayer se volvió a escuchar el mismo pedido de hace meses: los trabajadores estatales le exigieron a Alicia Kirchner el pago total de sus salarios, sin escalonamientos.

Pero la protesta que más complicó a la gobernadora fue la de la asamblea pública por la educación, salud, justicia y salarios de Santa Cruz, que ayer se trasladó a los jardines de la casa de Gobierno donde permanecieron toda la noche exigiendo soluciones a la administración provincia en medio de la profunda crisis financiera que vive Santa Cruz.

LEÉR MÁS  Una encuesta ubica a Cornejo con más del 70% de imagen positiva

Con bloqueos en los accesos a la sede oficial, los manifestantes, además de repudiar la situación que vive la provincia, pidieron salarios mínimos de $ 20.500, juicio político a la gobernadora Alicia Kirchner y que la ex presidenta Cristina Kirchner, sea declarada persona no grata.

Además, solicitaron una audiencia con la gobernadora, la que fue rechazada.

Mientras, en el interior de la casa de gobierno, un grupo de madres autoconvocadas permaneció más de diez horas esperando ser atendidas por la cuñada de la ex Presidenta. Los asesores de la gobernadora respondieron que no tenía lugar en la agenda. Ese malestar generó que la situación se extendiera hasta esta madrugada, con la gobernadora Kirchner sin poder salir del edificio hasta las 5.40.
Alicia Kirchner había llegado por la mañana a la sede de gobierno, sobre la calle Alcorta a metros de la avenida Néstor Kirchner, donde estuvo reunida con su vice Pablo González, el diputado camporista Mauricio Gómez Bull, la cuñada de Máximo Kirchner y senadora Virginia García y su par, María Ester Labado. H Habían sido convocados temprano junto a los representantes de la UCR para una mesa de diálogo, uno de los pedidos de la Casa Rosada para avanzar hacia una adecuación de las cuentas provinciales, paso previo reclamado por la Nación para asistirla financieramente. Los únicos que lograron retirarse del lugar, cerca de las 13:30, fueron el senador Fredy Martínez y el diputado Héctor Roquel (UCR). Sin respuestas y poco conformes, dieron por concluido el encuentro.

LEÉR MÁS  Félix: “El objetivo del justicialismo es ser una fuerza útil para los mendocinos”

Según fuentes de la gobernación, el vicegobernador tenía planeado viajar durante la madrugada hacia Buenos Aires para una serie de reuniones que tienen como principal objetivo avanzar con el préstamo negociado con el Banco Nación por $ 835 millones y con la discusión con el Gobierno sobre, precisamente, el plan de adecuación fiscal presentado hace pocas semanas y que al que deben realizarle “algunas modificaciones”, consignaron fuentes oficiales.
En este contexto, mientras continuaba la protesta afuera de la casa de gobierno, el fiscal Gustavo Cima, a cargo de la Fiscalía Nº1 de Río Gallegos, busco oficiar de mediador para que la gobernadora logre salir del edificio. Sin éxito, se retiró del lugar abucheado por las decenas de personas que reclaman por soluciones a Alicia Kirchner, que recién a las 05.40 tras casi 19 horas, logró salir junto a su custodia de la casa de gobierno.

El saldo de una larga noche de protesta dejó pintadas en algunos vehículos oficiales. Fuentes de la gobernación consignaron que hubo cubiertas de otros autos que fueron tajeadas y persianas del edificio con roturas, entre otros daños. ​

La protesta de anoche en Santa Cruz reclamando a Alicia Kirchner el pago de salarios.

LEÉR MÁS  En pleno timbreo le robaron $25 mil a un candidato de Cambiemos

Pese a que se destrabó este conflicto puntual, Santa Cruz seguirá paralizada. Los gremios de docentes ADOSAC y AMET iniciaron hoy una nueva huelga de 120 horas, mientras los estatales de ATE hicieron lo mismo pero por 72 horas exigiendo cobrar sus haberes. En el área de la salud, APROSA decidió ir a una medida de fuerza por tiempo indeterminado y continúa paralizada la Justicia mientras que la sede de la Caja de Previsión Social, continúa hace un mes y medio tomada por jubilados autoconvocados. El escenario es complejo y la provincia no consigue aún fondos para paliar su crisis.

Con un planteo reiterado por parte de la gobernadora Kirchner, señalando que la provincia no tiene dinero, pese a haber sido la más favorecida desde 2003 a 2015 con el envío de fondos discrecionales, Santa Cruz busca avanzar con la Casa Rosada en el plan fiscal que le permita obtener más financiación (Nación envía 300 millones de pesos por mes en anticipos de coparticipación) y cerrar el pedido de un crédito con el Banco Nación.

Alicia Kirchner afronta un déficit anual de 6.700 millones de pesos y cada mes requiere alrededor de 1.595 millones de pesos sólo para pagar salarios. Así, el 90% de los recursos se destinan únicamente a cubrir gastos corrientes. Esta ecuación es la que la Casa Rosada le pidió que revierta para sanear sus cuentas “y avanzar hacia un equilibrio fiscal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here