Con críticas al Gobierno y al sindicato de Alimentación, trabajadores despedidos de PepsiCo encabezaron hoy una multitudinaria marcha y un acto frente al Ministerio de Trabajo, junto a integrantes de partidos políticos de izquierda, sindicatos y organizaciones sociales, en reclamo de la reincorporación de los cesanteados de la planta de Florida.

Los trabajadores de la comisión interna de PepsiCo, enfrentada a la conducción del sindicato de Alimentación liderada por Rodolfo Daer, además montaron una carpa frente al Congreso nacional, a pocos metros de donde se hizo el acto, e indicaron que contaban con el aval del gobierno porteño para levantar esa estructura.

La movilización, que complicó el tránsito en el microcentro porteño, partió desde el Obelisco, pasó por la Plaza de Mayo y luego prosiguió por la Avenida de Mayo hasta finalizar frente a la sede de la cartera laboral de Callao al 100. “El mensaje es claro: vamos a seguir luchando. El conflicto no se termina hasta que nos devuelvan los puestos de trabajo”, sostuvo un de los integrantes de la comisión interna sobre el escenario montado frente a la sede de la cartera laboral.

Y agregó: “¡Que se callen el Gobierno, Rodolfo Daer y los medios con esa mentiras de que eramos poquitos los que ocupábamos la fabrica! ¡Acá estamos!”. También hubo dardos para la CGT: “Están más preocupados por las elecciones legislativas que por defender a los trabajadores”, lamentó. Y le respondió a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien había criticado el accionar de las comisiones internas vinculadas a partidos de izquierda:

“Nosotros no somos los responsables de los cierres de las empresas, el responsable es el Gobierno y nosotros nos plantamos ante los despidos”. Los trabajadores también denunciaron que hubo compañeros que fueron amenazados por el sindicato de Alimentación para que aceptaran firmar la indeminización del 200 por ciento que acordó el gremio con la empresa.

La movilización en el arranque de la protesta bloqueó los carriles del Metrobus de la Avenida 9 de Julio, mientras que el tránsito de vehículos particulares permaneció más tiempo liberado. La semana pasada, menos de un centenar de empleados de PepsiCo que no aceptaron el pago de la indemnización doble fueron desalojados violentamente por la Policía de la planta que la multinacional tenía en el barrio de Florida, partido de Vicente López, luego de que la ocuparan durante diez días reclamando que el lugar no dejara de funcionar.

La movilización de este martes contó con la presencia de dirigentes y militantes de fuerzas de izquierda como el Partido Obrero, el PTS, la Izquierda Socilaista, Nuevo Mas y el Partido Comunista; además de las dos CTA y sindicatos como ATE nacional, ATE-Capital Federal, los metrodelegados del subte, Ctera, Conadu y SUTNA y las organizaciones sociales Tupac Amaru y Barrios de Pie. También estuvieron ​comisiones internas vinculadas a partidos de izquierda de empresas como Kraft Victoria, Unilever, Línea 60, Felfort y del parque industrial de Zárate en lucha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here