El canciller Héctor Timerman se reunirá hoy con la plana mayor de las Naciones Unidas en una visita de urgencia a Nueva York para intentar destrabar la detención ilegal de la fragata ”Libertad” en Ghana, África, a partir del accionar de los fondos buitres. Lo recibirán el secretario general, Ban Ki-moon, y los presidentes del Consejo de Seguridad, Gert Rosenthal, y de la Asamblea General, Vuk Jeremic.

Con la consejera legal de Naciones Unidas y secretaria general asistente para Asuntos Legales, Patricia O’Brien, Timerman, el vicecanciller Eduardo Zuain, la representante permanente designada ante las Naciones Unidas María Cristina Perceval y el embajador ante los Estados Unidos, Jorge Argüello, analizarán lo que entienden es una situación que afecta directamente al sistema de inmunidades de los Estados que rige a la comunidad de naciones, a partir de la Convención de Viena de 1961.

LEÉR MÁS  Impulsan una comisión parlamentaria para investigar la desaparición del Ara San Juan

En paralelo, por instrucción de la presidenta Cristina Fernández, los abogados del Ministerio de Relaciones Exteriores apelarán el polémico fallo en el país africano. Y en caso de no encontrar una respuesta favorable, acudirán a los tribunales internacionales para hacer valer el artículo 292 de la Convención sobre los Derechos del Mar que establece que los buques destinados a fines no comerciales están protegidos por inmunidad soberana y, en consecuencia, son libres de requisas y embargos.

El Tribunal Internacional del Derecho del Mar funciona con la actual modalidad desde 1996, tiene sede en Hamburgo, Alemania, y está integrado por ”21 miembros independientes, elegidos de entre personas que gocen de la más alta reputación por su imparcialidad e integridad y sean de reconocida competencia en el campo del derecho del mar”.

LEÉR MÁS  El massismo confirmó que no dará quórum para la reforma previsional

La modalidad para resolver las controversias favorece la solución política entre los Estados, pero en el caso de la aplicación del artículo 292, a menos que las partes acuerden otro mecanismo –la actuación de la Corte Internacional de Justicia, del tribunal arbitral establecido por la Convención o uno especial para el caso–, la jurisdicción del tribunal es obligatoria para lograr la pronta liberación de buques y tripulaciones.

En este caso puntual, la fragata ”Libertad”, buque escuela de la Armada, está retenido con su tripulación desde el pasado 2 de octubre en el puerto de Tema, Ghana, a partir de la decisión de un juez de primera instancia del país africano, que dio curso a un pedido de los fondos buitres que aún accionan contra la renegociación de los bonos de la deuda externa de la Argentina.

LEÉR MÁS  De Marchi: “Recibimos una Argentina enferma terminal y no se arregla con una aspirina”

Ante la falta de respuestas, la Argentina decidió enviar a la capital de Ghana, Accra, a los viceministros de Defensa, Alfredo Forti, y de Relaciones Exteriores, Eduardo Zuain, con el fin de establecer negociaciones diplomáticas. El diálogo se inició en estricto secreto y no trascendieron los resultados de la misión, que concluyó con el regreso de los funcionarios a Buenos Aires y el establecimiento de una misión con el apoyo de Brasil.

Sin embargo, lejos de bajar la tensión, el juez decidió prohibir la provisión de combustible a la fragata ”Libertad” de forma tal de impedir el funcionamiento de los generadores de energía que abastecen a las cámaras frigoríficas de alimentos, el funcionamiento de los baños, el agua corriente, el sistema contra incendios y las bombas de achique. Por este motivo, la Presidenta ordenó evacuar a la tripulación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here