El Ministro de Relaciones Exteriores denunció también ”un sistema productivo concentrado y muy heterogéneo entre países, del triunfo de la especulación financiera por sobre la actividad productiva y de un sistema multilateral de comercio completamente distorsionado por las prácticas abusivas y las subvenciones de los países desarrollados que afectan, en especial, a los países de las regiones más pobres del mundo”.

Ante un auditorio colmado por empresarios y funcionarios vinculados al sector alimenticio, Timerman planteó que los ”subsidios se trasladan a los valores finales de los alimentos deprimiendo los precios”. En ese sentido, también afirmó que la política de subsidios a la producción primaria ”genera el desplazamiento de la competencia de los exportadores de los países en desarrollo, lo que perjudica la actividad agrícola de los países en desarrollo”.

LEÉR MÁS  Sanz: "Las provincias están viviendo una luna de miel con el federalismo"

Además, el canciller ratificó la posición Argentina al aseverar que la falta de alimentos para una parte de la población mundial ”es el triunfo de la especulación financiera por sobre la actividad productiva” y completó: ”Para asegurar la alimentación de la población, los Estados deben desplegar políticas activas que promuevan el desarrollo productivo, la industrialización y la generación de empleo genuino”.

LEÉR MÁS  Triaca insultó a una empleada doméstica por WhatsApp y tuvo que pedir perdón

En uno de los pasajes de su discurso, Timerman recordó que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hace dos años en el marco del G20 dijo que ”nadie puede tener seguridad alimentaria si no tiene un trabajo que le proporcione la posibilidad de obtenerla”.

”La producción, la estimulación del consumo y la generación de empleo tienen que ver con retornar a un verdadero capitalismo, ya que hoy estamos viviendo una suerte de ‘anarco capitalismo financiero”.

LEÉR MÁS  Paritaria docente: el Gobierno le restó poder a CTERA

Por otra parte, Timerman se refirió también al ”insistente reclamo de Argentina a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para que recupere el espíritu con el que fue lanzada la Ronda de Doha para el Desarrollo”. Con una fuerte crítica a la OMC, el canciller remarcó la palabra desarrollo, ”pues resulta evidente que este foro se dedica casi exclusivamente a cuestiones que hacen al libre mercado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here