Por Leandro Renou, publicado en Tiempo Argentino

La historia de las empresas offshore del Grupo Clarín en paraísos fiscales –como método para presumible evasión impositiva y lavado de dinero– parece no tener fin y, a esta altura, ya debería ser parte de una gran causa a investigar junto con la estafa a jubilados por parte del Grupo en connivencia con las AFJP y la colocación de acciones. Es que, según documentos judiciales a los que accedió Tiempo Argentino, hay otras siete SA en Panamá a nombre de directores de Clarín, que se suman a las cuatro firmas denunciadas ayer por este diario, totalizando así once compañías del conglomerado en ese paraíso fiscal del Caribe que los jueces deberán investigar su vigencia.

Concretamente, las firmas son Lafone International Corp, Hazel International SA, Harland Investment SA, Tayben Consultants SA, Luarán SA, Rultand SA, e Inmobiliaria Valdivia. Conformadas en su mayoría en el año 1979, en plena dictadura militar y período de mayor expansión económica del grupo (ver aparte), todas ellas están dirigidas por José Aranda y Lucio Pagliaro, más familiares y socios directos. Sin embargo, ellos no las crearon directamente, sino que contrataron distintos buffets de abogados especialistas en paraísos fiscales como pantalla, mismo procedimiento aplicado en las cuatro empresas (AGEA, Semar, Lexsol, Noirland) de Clarín en Panamá que ayer publicó este diario.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

En el detalle, José Aranda, vicepresidente del grupo y mano derecha de Magnetto, es director en las siete nuevas sociedades sin declarar de Clarín en Panamá, al igual que Lucio Pagliaro.

En ninguna de las siete nuevas SA aparece Magnetto como director, pero sí otros nombres: por ejemplo, en Luarán SA, figura como director el hermano de José Antonio Aranda, Héctor Mario, que actualmente es gerente general de AGEA, otra de las firmas radicadas en Panamá. Asimismo, es directora de esta firma Noemí Alma Luna de Aranda, que comparte apellido con los dos anteriores y que, no casualmente, está dentro de los nombres y sociedades que denunció el ex banquero del JP Morgan, Hernán Arbizu, y de los que la semana pasada el juez federal Sergio Torres requirió informes a Suiza y organismo nacionales que deberían controlar operaciones de lavado de activos.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Las firmas que armaron los directores de Clarín aparecen incluso con sus números de CUIT.

Carlos Alberto Di Candia aparece dirigiendo Tayben Consultants junto a Pagliaro y Aranda.
El nombre de Di Candia es un cabo suelto: en distintos documentos de asamblea de accionistas del Grupo Clarín, el personaje en cuestión figura como titular de la Comisión Fiscalizadora de Clarín, dato que incluso puede encontrarse en el apartado de relación con los inversores que presenta la Web del multimedio.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

La operatoria de creación de estas once sociedades de Clarín en Panamá no difiere demasiado de las maniobras más comunes de intento de lavado de activos, algunas de las cuales se investigan en otro caso resonante de la actualidad, como el de la investigación que recayó en el empresario patagónico Lázaro Báez y sus posibles nexos en la nación caribeña. Ayer, este diario contó el caso de las primeras cuatro empresas de Clarín en Panamá, AGEA, Semar, Lexsol y Noirland, que tenían como directores a hombres del grupo pero habían sido creadas por empleados del buffet de abogados/gestores de empresas offshore Icaza, González-Ruiz & Alemán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here