Eduardo Duhalde no se rinde. Luego de proponer un país “para los que quieren a Videla”, el ex presidente planteó que se debería hacer un plebiscito para poner punto final a los juicios a los represores por delitos de lesa humanidad. “Los juicios tienen que terminar”, sentenció Duhalde contra lo que dictaminaron el Congreso y la Corte Suprema. Así, recuperó la doctrina de su amigo, el ex ministro de Educación macrista Abel Posse. Le contestaron desde funcionarios del gobierno nacional, gobernadores y dirigentes de derechos humanos hasta los distintos sectores de la oposición, el PRO incluido. El centroizquierda impulsará un pronunciamiento en el Congreso a favor de los juicios a los represores.

Desde que se lanzó a la presidencia, Duhalde viene insistiendo con terminar con los juicios por los crímenes de la última dictadura. Su idea no es nueva: soslayando nombres, el ex presidente Néstor Kirchner contó en diversas oportunidades que Duhalde le propuso, antes de que asumiera en 2003, que la Corte menemista declarara constitucionales las leyes de impunidad para dar por cerrados los reclamos de reapertura de las causas. Duhalde aprovechó la conmemoración del 24 de marzo para reiterar su idea a la salida de un encuentro del Movimiento Productivo Argentino (MPA): “Los juicios tienen que terminar. Hay que mirar para adelante. El pueblo argentino debería votar en las elecciones de 2011 qué quiere hacer”, propuso. “Ya lo hizo Uruguay, dos veces”, ejemplificó.

LEÉR MÁS  El Gobierno acordó la reforma tributaria con todas las provincias salvo San Luis

El dirigente no podría haber cosechado más repudios. “Si la opinión de Duhalde es ésa, más vale que no se presente a elecciones. Una persona que propone el olvido, la convivencia con los asesinos, es una persona peligrosa para la política”, consideró la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, durante la marcha a Plaza de Mayo. Más temprano, en la ex ESMA, Marcos Weinstein, de la Fundación Memoria Histórica y Social, planteó que “ese poder que vuelve a insinuarse ahora políticamente nos debe alertar porque quiere promover el modelo de la impunidad”.

Desde el gobierno nacional hicieron fila para responderle. “Acá no hay plebiscito que valga. Es un despropósito. Duhalde debe pensar que le da algún tipo de beneficio con algún sector derechoso”, estimó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. “Duhalde es el pasado. Se están juzgando delitos concretos y nadie que perdió a un familiar quiere olvidar”, señaló el ministro del Interior, Florencio Randazzo. “En el Día de la Memoria, Duhalde propone el olvido”, cuestionó el ministro de Justicia, Julio Alak, que estimó que sus declaraciones “nos llenan de espanto y tienen como finalidad otorgarles impunidad a los represores”. En el gobierno bonaerense, la secretaria de Derechos Humanos, Sara Derotier de Cobacho, consideró que “lo que Duhalde tendría que hacer es aconsejarles a sus amigos que no se profuguen de la Justicia”. En tanto, el gobernador entrerriano Sergio Urribarri planteó que la propuesta de Duhalde es “desubicada”. “Borrar y hacer cuenta nueva es una aberración”, indicó.

LEÉR MÁS  Cristina "puede ir presa" si es condenada en la causa "Los Sauces"

Duhalde también recibió críticas de diversos sectores de la oposición. “Me parece lamentable. Acá no hay venganza. La Justicia argentina ha funcionado de manera ejemplar y tiene que seguir funcionando para marcar un derrotero en América latina. No sé a quién está apelando Duhalde, porque la inmensa mayoría de la sociedad argentina está de acuerdo con la investigación de los delitos del terrorismo de Estado”, planteó a este diario el referente de Proyecto Sur, Pino Solanas. En tanto, el diputado del EDE Martín Sabbatella consideró que “Duhalde decidió mostrarse tal cual es: como un lobbista de derecha que quiere borrar los crímenes del pasado, que propone plebiscitar si tiene que funcionar la Justicia o si se debe tapar el horror. Su propuesta es reaccionaria y antidemocrática. La enorme movilización de hoy demuestra lo que lo que la inmensa mayoría de la sociedad quiere: memoria, verdad y justicia”.

“Todos tenemos la obligación de salirle al cruce. La Constitución prohíbe expresamente un plebiscito en materia penal. Y Duhalde lo sabe. Lo que hace no es una propuesta, sino que es una señal a determinado grupo. Y eso es jugar con fuego”, consideró Eduardo Macaluse, del SI, que impulsará una declaración de todas las bancadas a favor de los juicios a los represores. “Que Duhalde está con los milicos y la impunidad nadie lo puede ignorar”, remarcó el dirigente del PTS, Christian “Chipi” Castillo, mientras marchaba a Plaza de Mayo.

LEÉR MÁS  Con la modificación de la ley de glaciares se favorecerá a la minería

“La Argentina ya ha elegido un camino, que es el correcto: el de verdad, justicia y condena a los responsables del terrorismo de Estado. La Argentina ha elegido este camino y es el mejor camino para que conozcamos lo que pasó y no se repita nunca más”, consideró Adrián Pérez, diputado de la Coalición Cívica-ARI. Por su parte, el jefe de la bancada del PRO, Federico Pinedo, advirtió a Página/12 que “es un tema que está resuelto por la Corte Suprema”. “No entiendo muy bien lo que dice Duhalde, pero da la impresión de que sería reeditar la ley de punto final y la Corte ya dijo que no se puede –recordó Pinedo–. Me da la sensación de que es un tema del pasado, no del futuro.”

Por Werner Pertot- Pagina 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here