Al parecer, la mujer que se jacta de sus principios permanentes e inalterables, en realidad tiene una moral muy voluble. Después de haberlo defenestrado y a pesar de haberlo calificado como ”un límite moral infranqueable”, Elisa Carrió no sólo ha manifestado sentirse ”contenta” por su victoria electoral en primera vuelta, sino que además a llamado a votar a Mauricio Macri en segunda.

El 22 de agosto de 2007, Lilita afirmó: ”Macri es un límite moral infranquea­ble”, cuando parecía que confluirían en un acuerdo porteño junto a López Murphy. Luego, en repetidas oportunidades y como la manifestara Ricardo Alfonsín últimamente, reiteró su postura antimacrista…

LEÉR MÁS  Lázaro Báez denunció que le usurparon tres casas en Pinamar

Sin embargo, ahora no le resultó nada difícil franquear ese ”límite” y, acompañada por Patricia Bullrich (quien hizo lo propio esta mañana en declaraciones radiales), dijo: ”Quiero que gane Macri en segunda vuelta. Como consecuencia, no es el momento para destacar las diferencias que pueda tener con él, porque quiero que la oposición gane en la Ciudad de Buenos Aires”.

No contenta con ello, comparó además al kirchnerismo con un invasor extranjero al deslizar la siguiente burda metáfora: ”La Ciudad de Buenos Aires siempre resiste; a veces por izquierda y a veces por derecha, pero siempre resiste a las Invasiones Inglesas…”

LEÉR MÁS  Macri, a empresarios rusos: "No hay país en el mundo con mayor crecimiento que Argentina"

No obstante, el violento viraje derechista que se dio en Carrió durante el último período no resulta inocuo para la Coalición Cívica. Si la candidatura de Llambías en la provincia llevó a que buena parte de la CC bonaerense buscase nuevos horizontes (como la línea encabezada por el diputado Sebastián Cinquerrui) o retrajera su militancia electoral, se espera que en las próximas horas ocurra algo similar en la Ciudad, donde ya hay voces descontentas.

LEÉR MÁS  El desayuno ruso de Macri para traer inversiones a la Argentina

Sucede que, ante la catástrofe electoral que se avecina a nivel nacional -como se mostró en la Capital, donde la CC obtuvo menos del 4 por ciento-, tanto Lilita como Pato Bullrich pretenden salvar el pellejo, es decir: algunos de los cargos que ostentan, por lo menos los de sus principales dirigentes. Buscan, nada más, que reproducir un puñado de cargos legislativos.

Diarioregistrado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here