Sin De la Rúa, finalmente comienza el juicio por la represión del 2001

El varias veces postergado juicio por la brutal y descontrolada represión de diciembre de 2001, arrancará finalmente hoy con 17 acusados por distintos hechos y con el ex presidente Fernando De la Rúa desvinculado del caso, tras idas y vueltas en la causa judicial.

El juicio reúne diferentes causas, y cuenta con 17 acusados, entre ellos el ex secretario de Seguridad Enrique Mathov; y el exjefe de la Policía Federal Rubén Santos, los de más jerarquía que serán acusados por los homicidios culposos de cinco personas en Capital Federal (en todo el país hubo 32), en la zona del Obelisco y la Plaza de Mayo.

Son los homicidios de Diego Lamagna, Marcelo Riva, Carlos Almirón, Alberto Márquez y Gustavo Benedetto, aunque quien fuera acusado como autor material del homicidio de este último increíblemente quedó en el camino, mientras que también se juzgará la lesión de 116 personas.

LEÉR MÁS  Tinelli y su equipo de campaña: quiere ganarle a Vidal y si puede, sacarle la presidencia a Macri

En un único juicio a cargo del Tribunal Oral Federal 6, integrado por José Martínez Sobrino, Rodrigo Jiménez Uriburu y Javier Anzoátegui (como cuarto estará Adrián Martín), se incluirán siete causas que integran las responsabilidades políticas y los hechos concretos, que son vejaciones, homicidios, tentativas y otros delitos.

El juicio fue varias veces postergado y, tras una dura crítica de las querellas, se iniciará finalmente este lunes y se prevé la declaración de unos 600 testigos.

La causa por las responsabilidades políticas no tiene al ex presidente De la Rúa entre los acusados, pues fue desvinculado del proceso en el camino, pero sí incluye a Mathov; Santos; el comisario mayor Norberto Gaudiero; el comisario Raúl Roberto Andreozzi; y a todos ellos se los acusa por el homicidio culposo de cinco personas, lesiones de 116, y los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.

LEÉR MÁS  Caputo renunció al Banco Central

Se trata de la responsabilidad por la orden que se dio en las jornadas del 19 y 20 de diciembre a la Policía Federal y a otras fuerzas para reprimir a los manifestantes que ocupaban la Plaza de Mayo y sus inmediaciones.

De la Rúa insistió en que él desconocía las muertes que se iban produciendo por el accionar represivo y que no dio la orden de avanzar a la Policía, sino que la misma fue tomada por los encargados del área de Seguridad, pese a que el ex presidente se encontraba sólo a unos metros, en la Casa Rosada, en el momento de los hechos.

VP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here