Siguen los problemas para Daniel Scioli. Los vuelos se multiplican. Hay viajes al exterior y por el interior del país. Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Estados Unidos y Colombia. San Juan, Bariloche, Comodoro Rivadavia y Mar del Plata.
Esos son algunos de los destinos que el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires eligió para visitar en los últimos años de su gestión.
Según detalla el diario Clarín, la mayoría de esos vuelos los hizo en aviones privados que pertenecen a la empresa de un controvertido piloto, Gustavo Carmona, el dueño de la empresa de taxis aéreos Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos SA que hace quince días fue allanada por la Justicia en el marco de la causa que investiga a Scioli por supuesto lavado de activos.
Los viajes que realizó el ex candidato a presidente del FPV surgen de los registros oficiales y revelan la cantidad de horas que Scioli estuvo en el aire.
Son 26 tramos, 17 al exterior y 9 por el interior del país. Muchos de esos vuelos ya están siendo investigados por la Justicia que busca determinar si se pagaron con fondos públicos cuando correspondían a viajes de campaña. Y también hay sospechas de direccionamiento.
Los investigadores se preguntan por qué siempre se elegía a la empresa de Carmona para viajar, un piloto que estuvo procesado por la Justicia junto al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en una causa en la que se investigó al ex funcionario K por dádivas.
De los registros oficiales se desprende que el 8 abril de 2015, Scioli viajó a Brasil para encontrarse con el ex presidente Inacio Lula Da Silva.
La reunión era parte de la campaña presidencial del candidato del FPV que buscaba una foto con el brasilero, la misma metodología que uso el ex gobernador en el ya famoso viaje a Cuba en julio de 2015 junto a la modelo Gisela Berger: allí buscaba una foto con Fidel Castro en plena campaña, pero no la consiguió y tuvo que conformarse con una imagen junto a su hermano Raúl.
Ese vuelo a Brasil lo hizo con la empresa de Carmona, que en el mercado es conocida por su nombre de fantasía, Fly Zar. Viajó en un Lear Jet 60 patente LV GCK. Unos días después, el 30 de abril de 2015, volvió a subirse al mismo avión para viajar a Paraguay en plan proselitista para reunirse con el presidente de ese país, Horacio Cartes.
Tan distendido fue el encuentro que Scioli aprovechó para sacarse una foto con su equipo de futsal, Villa La Ñata, que estaba en Paraguay jugando un torneo de fútbol.
El Lear Jet no es el único avión que usó. También se movía en un Challenger 601 con más capacidad y autonomía para volar sin escalas por toda Sudamérica. Con ese avión patente LV BYG fue hasta Ecuador el 11 de febrero de 2014.
También a Brasil el 8 de diciembre y el 26 de abril de 2013, el 7 de diciembre y el 20 de septiembre de 2012 y el 26 de octubre de 2011, tres días después de ser reelecto como gobernador. Además fue a Paraguay el 21 de noviembre de 2013, a Chile el 23 de agosto de 2013 y a Colombia el 21 de abril de 2012.
En esos viajes los acompañantes eran de lo más variados: desde Karina Rabolini y su amiga la modelo Teresa Garbesi, hasta el empresario Matías Garfunkel, el doctor Alfredo Cahe y el conde Bruno Barbier que estuvo casado con Juliana Awada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here