Jorge Capitanich defendió hoy la publicación de un billete aéreo a nombre del periodista Hernán Patcher, quien dio la primicia de la muerte del fiscal Alberto Nisman, al señalar que el reportero dijo que ”se sentía amenazado” y el medio para el que trabajaba había difundido un comunicado dando cuenta de que el viernes no había asistido a cumplir sus tareas.

LEÉR MÁS  AMIA: Timerman pidió ser excarcelado

Patcher ”se sentía amenazado, no se sabe su paradero, no hay notificación a la empresa que pertenece y entonces es muy importante publicar la información para que exista conocimiento público respecto de su paradero”, explicó esta mañana el funcionario en conferencia de prensa.

Asimismo, ratificó que ”en la República (Argentina) hay plena seguridad para que todos los periodistas puedan desempeñar sus funciones en el marco de la libertad de expresión”, y dijo que si existen evidencias de que Patcher estaba siendo perseguido, las mismas deben publicarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here