Estados Unidos ”sigue reconociéndome a mí como el único presidente que hay en Honduras”, manifestó Zelaya en declaraciones que realizó en la sede de la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde permanece refugiado desde el 21 de septiembre, y que fueron reseñadas por la agencia noticiosa ANSA.

Según Zelaya, Llorens le manifestó que las elecciones generales realizadas el 29 de noviembre en Honduras, en las que resultó electo Porfirio Lobo, ”no tienen la legitimidad necesaria como para decir que el presidente que surgió electo allí tiene todas la condiciones para poder gobernar pacíficamente el país”.

LEÉR MÁS  Renunció un funcionario del ejecutivo por "falta de trasparencia"

”Ellos lo han dicho, y lo repiten, que no son suficientes las elecciones para que Honduras reconstruya el estado de derecho, especialmente por las condiciones en que las elecciones se llevaron a cabo”, añadió.

Si Lobo ”quiere realmente cambiar a Honduras, tiene que dialogar con el pueblo, con la resistencia contra el golpe de estado, tiene que dialogar con nosotros para buscar el camino que Honduras necesita para su transformación”, señaló Zelaya.

El presidente derrocado no quiso revelar cuándo abandonará la embajada de Brasil o pedirá asilo en otro país.

”Mi posición es mantener el mandato del pueblo, no renunciar, estar en consonancia con los principales sueños y aspiraciones del pueblo hondureño, y no prestarme a ningún juego que venga realmente a crear o tratar de cambiar la verdad”, expresó.

LEÉR MÁS  Desde que asumió Macri se registran entre cuatro y cinco operativos represivos por mes

Zelaya reiteró que el régimen de facto que encabeza Roberto Micheletti le pidió la renuncia al cargo de presidente para permitirle salir del país. ”Pero no voy a renunciar”, remarcó.

El mandatario depuesto subrayó que desde su regreso sorpresivo a Honduras planteó la necesidad de iniciar un diálogo entre todos los sectores del país para buscar una salida pacífica a la crisis política.

LEÉR MÁS  AMIA: Timerman pidió ser excarcelado

Afirmó que no se explica ”las posiciones oscilantes de la dictadura de Micheletti, que a veces prefiere que esté dentro o fuera del país”.

Los golpistas, según Zelaya, ”preferirían que estuviera muerto, porque si estoy aquí les estorbo y si estoy afuera les estorbo”.

Mientras tanto, la Unión Europea condenó ayer en un comunicado los recientes homicidios de un activista del Frente Nacional de la Resistencia Contra el Golpe de Estado en Honduras, Walter Trochez, y de la adolescente Nicolle Rodríguez Cabrera, hija de una periodista, y reclamó que ambos hechos sean investigados de forma ”transparente y concienzuda”.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here