En base al informe de la Junta Interdisciplinaria de la Gendamería sobre la muerte del ex Fiscal Nisman, Taiano consideró que “las circunstancias que rodearon la muerte de la víctima, impiden siquiera considerar la posibilidad de un suicidio” y que el asesinato cometido presuntamente por dos personas se prueba con la posición extraña en que se encontró el cadáver, las huellas hemáticas, y los pliegues de la toalla que tenía a los pies, entre otros indicios. Además indicó que Lagomarsino fue quien facilitó el crímen con la entrega de la Bersa 22.

Según el fiscal, “se trató de un homicidio, ocurrido en el interior del baño y en el que participaron dos victimarios, uno de ellos manipuló el arma, mientras que el restante lo asistió y manipuló el cuerpo de la víctima”. Taino difirió del informe de la Morgue y dijo además que “la data de muerte rondaría las 29.2 horas, con una certeza del 98%, por lo que el homicidio se debería haber producido a las 2.46 horas del domingo 18 de enero de 2015”. Este dato es clave para la inclusión de Lagomarsino como partícipe necesario en el hecho.

LEÉR MÁS  Sute pretende reabrir paritarias nuevamente

Taiano valoró el análisis de la caida del cuerpo de Nisman al momento de los disparos, cuando quedó tendido en el suelo del baño de su departamento en las torres Le Parc. “Al momento del disparo, como así también cómo fue su caída, se han analizado -principalmente- los rastros hemáticos hallados en el interior del baño”.

Los expertos de la Gendarmería Nacional sostuvieron que Nisman “se encontraba en la posición de rodilla a tierra (pierna izquierda flexionada y rodilla derecha apoyada sobre el piso), frente al vanitory y en dirección hacia la bañera”. Allí hubo “dos personas -aún no identificadas-, una de ellas sosteniendo el cuerpo del Dr. Nisman en la posición mencionada, mientras que la restante se encontraba de pie, a la derecha y detrás de Nisman, y fue quien ejecutó el disparo mortal”.

LEÉR MÁS  Pity corre riesgo de perder la vida

“Resulta llamativo, y a mi entender determinante, es la posición final en la que se encontró al Dr. Nisman (decúbito dorsal con sus miembros inferiores estirados), la cual -según los peritos de Gendarmería Nacional- carece de espontaneidad y naturalidad”, explicó Taiano y continuó: “resulta difícil explicar la ubicación en donde fue hallada el arma, la forma en que se encontraba emplazado el cuello en torsión hacia la derecha, los pliegues verticales de la alfombra que se encontraba debajo de sus pies y los pliegues direccionados hacia arriba que presentaba su remera. Es decir, el estado en que fue hallado en su conjunto”.

“Por lo tanto, resultan razonables los argumentos esgrimidos por los peritos de la Gendarmería de las dos querellas, quienes explicaron que la posición final en la que se encontró el cuerpo se debió a la intervención de terceras personas que lo manipularon y lo colocaron de esa manera, con el objetivo de simular una caída espontánea. La falta de naturalidad de la posición en que fue encontrado impide afirmar lo contrario”, finalizó el Fiscal de la causa.

LEÉR MÁS  No hay rasgos de violencia en el cuerpo de Karen Violi según la necropsia

En cuanto a las sospechas de Taiano sobre Lagomarsino, explicó que cuando se allanó su casa en el 2015, no se encontraron los equipos que utilizaba el informático par ingresar en la computadora de Nisman y arreglarla. Lagomarsino “habría utilizado otro equipo informático que poseía los correspondientes programas de acceso remoto, circunstancia que no se aportó a la investigación y tampoco se pudo obtener a partir del registro domiciliario realizado”. Esa es una de las mayores dudas que tiene el fiscal.

“No se cuenta con elementos firmes que permitieran asegurar que Diego Lagomarsino prestó funciones para algún servicio de inteligencia, lo cierto es que sí existen firmes indicios que lo posicionan como, al menos, cercano a miembros de éstos”. Estos y otros datos “denotan que Lagomarsino podría tener la capacidad y los contactos necesarios como para, cuanto menos, intentar ocultar prueba determinante para esta investigación”, escribió Taiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here