Se realizan en el país 17 juicios orales por delitos de lesa humanidad durante la dictadura cívico militar

Con el inicio el pasado miércoles en la localidad bonaerense de Junín de un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar, son 17 los procesos orales y públicos que se realizan en todo el país.

En la Ciudad de Buenos Aires continúa el proceso en el que son juzgados 68 represores acusados de haber cometido 789 secuestros, torturas y homicidios en la ESMA.

Entre los imputados se encuentran ocho aviadores navales y de la Prefectura acusados por los denominados ”vuelos de la muerte”, en los que se arrojaba prisioneros vivos al mar o al Río de La Plata.

También en Capital Federal sigue el juicio por delitos cometidos en el marco del Plan Cóndor, el acuerdo de las dictaduras sudamericanas para perseguir a opositores políticos fuera de sus propios países.

En tanto, se desarrolla ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 de esta Capital, el segundo juicio por delitos cometidos en el centro clandestino de detención ”El Vesubio”, en el que son juzgados cinco represores por delitos cometidos en perjuicio de 204 víctimas, y cuya sentencia se conocerá el 18 de diciembre.

Por su parte, el Tribunal Oral 6 juzga al dictador Reynaldo Benito Antonio Bignone, al ex jefe de la Zona Militar IV Santiago Riveros, al ex jefe del Servicio de Traumatología de la institución, Norberto Atilio Bianco, al jefe del Servicio de Clínica, Raúl Eugenio Martín, y a la obstetra Yolanda Arroche de Sala García.

En este proceso, cuya sentencia se conocerá el 22 de diciembre, se investiga la apropiación de nueve bebes de los cuales tres fueron restituidos. Se trata de los hijos de Marta Alvarez; Susana Stritzler; Mónica Masri; Valeria Beláustegui Herrera; María Eva Duarte; Myriam Ovando; Silvia Quintela Dallasta; Norma Tato y Liliana Isabel Acuña.

También, se buscará establecer el rol de los acusados en la privación de la libertad de cuatro víctimas.

Asimismo, en Córdoba, continúa la etapa testimonial del juicio de la megacausa ‘La Perla´, que involucra a 417 víctimas y tiene ahora 52 imputados, entre ellos el represor Luciano Benjamín Menéndez, y que lleva más de un año.

En San Luis, son juzgados 29 represores, entre ellos Menéndez, por hechos ocurridos en Villa Mercedes, Luján, La Toma y la ciudad de San Luis, en perjuicio de 11 militantes víctimas de desaparición y asesinatos y la privación ilegítima de la libertad seguida de tormentos.

En Mendoza, en tanto, unos 41 imputados, entre los que se encuentran los ex jueces Otilio Romano, a quien esta semana le negaron la prisión domiciliaria, y Luis Miret, comenzaron a ser juzgados en lo que constituye un megajuicio relevante debido a la cantidad de funcionarios judiciales procesados.

En tanto, el Tribunal Oral Federal 5 de San Martín sigue el juicio por delitos cometidos en el centro clandestino de detención conocido como ”Mansión Seré”, y en otros lugares que integraron el circuito represivo de la zona oeste del conurbano bonaerense.

Durante el juicio se analiza la responsabilidad de ocho represores por delitos cometidos en perjuicio de 97 víctimas ocurridos en la Subzona 16, como era llamada la zona oeste de Buenos Aires (Morón, Ituzaingó y Hurlingham, Merlo y Moreno).

En la ciudad bonaerense de San Nicolás, se desarrolla el juicio por la causa conocida como ”Saint Amant II”, cuyo principal acusado es el teniente coronel (RE) Fernando Manuel Saint Amant.

En la causa se acumularon 15 expedientes con casos de 76 víctimas del terrorismo de Estado provenientes de las localidades bonaerenses de Pergamino, San Nicolás, Baradero y San Pedro.

En Mar del Plata, el Tribunal Oral Federal local, juzga al ex coronel Carlos Aldo Máspero, quien había sido apartado por problemas de salud de otros procesos y cuya sentencia se conocerá el próximo lunes.

En Bahía Blanca se desarrolla el tercer juicio por delitos de lesa humanidad en el que son juzgadas 24 personas.

En Tucumán, en tanto, son juzgados 11 represores por los crímenes que se cometieron en el penal de Villa Urquiza, donde funcionaba un pabellón exclusivo para los denominados presos políticos, conocido como ”Pabellón de la muerte” donde se produjeron delitos que van desde torturas agravadas, torturas seguidas de muerte, delitos sexuales (incluidos los abusos y las violaciones), desaparición forzada y homicidios triplemente calificado.

En tanto, se desarrolla en la ciudad bonaerense de Olavarría, el proceso por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención de Monte Peloni.

Los imputados son el sargento Omar Antonio Ferreyra (”Pájaro”), el capitán Walter José Grosse (”Vikingo”), el general Ignacio Aníbal Verdura y el teniente primero Horacio Leites, quienes están acusados de ”homicidio agravado con ensañamiento; privación ilegal de la libertad y torturas”.

Todos los acusados pertenecen al Ejército y estaban asignados al regimiento de caballería mecanizada Tanques 2 que aún tiene asiento en esta localidad.

En tanto, el 6 de noviembre comenzó en Jujuy, el tercer juicio por delitos de lesa humanidad en esa provincia, en el que son juzgados 13 imputados en perjuicio de 90 víctimas.

El tribunal juzga a los imputados por los delitos de privación ilegal de la libertad y tormentos.

Desde el 20 de noviembre, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de La Rioja juzga a Angel Pezzetta por los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y tortura cometidos en perjuicio de los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville.

En tanto, el 9 de diciembre se conocerá la sentencia del Tribunal Oral Federal 5 de San Martín, que juzga al subcomisario Adolfo Osvaldo Porcel, acusado de encubrimiento por fraguar un allanamiento en el que se intentaba determinar la identidad del nieto restituido Pedro Sandoval Fontana.

Finalmente, el pasado miércoles comenzó en la localidad bonaerense de Junín, el el procesó que juzga al ex militar Ángel José Gómez Pola y a los ex policías Edgardo Mastandrea, Abel Oscar Bracken, Julio Ángel Estelrich, Francisco Silvio Manzanares, Miguel Ángel Almirón y Aldo Antonio Chiacchietta, por los delitos de privación ilegal de la libertad y tormentos, cometidos en perjuicio de 24 víctimas.

Por otra parte, continúan por escrito, al sustanciarse por el viejo Código Penal, un juicio por apropiación en la Capital Federal, y otro en Entre Ríos por la causa ”Área Paraná”.

En el caso de la causa ”Área Paraná”, la instancia de las declaraciones testimoniales, que concluyeron esta semana, son orales y públicas y no por escrito, ante el reclamo de los organismos de derechos humanos y las

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here