Con los pañuelos verdes a favor del aborto legal, seguro y gratuito, miles de mujeres participaron de la marcha del 26º Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrolló en la ciudad de San Carlos de Bariloche. Esa consigna unió en una única voz a militantes de organizaciones políticas, feministas, gremiales y estudiantiles y sociales que luchan por el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos. Tras dos días de debate y participación, la columna federal, plural y rebelde empezó su trayecto en la periferia de la ciudad y finalizó en el centro cívico con un grito colectivo en reclamo de sus derechos. El contexto es también histórico: la inminente discusión en el Congreso sobre la despenalización del aborto.

 

La concentración comenzó pasadas las 18 en Palacios al 500, a 15 cuadras del centro de Bariloche. Los pañuelos verdes, símbolo de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, trascendieron los colores y consignas de las diferentes agrupaciones que acompañan la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo. “Es un gran logro que nuestra símbolo prevaleciera en la mayoría de las organizaciones y se viera en toda la columna”, remarcó Cristina Zurutuza, referente de la Campaña. “Fueron dos días en los que pudimos discutir democráticamente, que cada grupo pudiera expresar su postura con respeto y sin violencia”, señaló a modo de balance.

 

Allí, entre las filas desordenadas, sobrevolaron las banderas de organizaciones kirchneristas como La Cámpora, Kolina, Todas con Cristina; las pancartas y volantes de organismos oficiales como el Inadi y el municipio de Morón; las voces de referentes de comisiones de género de diferentes gremios y grupos de jóvenes que por fuera de las estructuras partidarias dieron en el presente en un encuentro donde las protagonistas fueron las mujeres.

LEÉR MÁS  Cornejo pidió a los mendocinos “un voto de aprobación”

 

Este fue el caso de Sol y Aillén, que viajaron cientos de kilómetros con sus mochilas al hombro para participar de la actividad. No sabían dónde iban a parar por las noches ni de qué manera volverían a sus casas al final del Encuentro, pero no quisieron perderse la oportunidad de debatir. “Lo resolveremos en su momento. Lo importante es participar, debatir, ponerle el cuerpo a la discusión”, respondieron entusiasmadas.

 

Para la comisión organizadora, el Encuentro fue un éxito. “Participaron más de 18 mil mujeres en los 150 talleres organizados”, informó Ursula, integrante del grupo. “Las discusiones se dieron en un clima de mucha unidad y se pudo discutir sobre explotación laboral, la posesión de la tierra, la desocupación, la flexibilización laboral”, enumeró.

 

Dentro de la columna de pañuelos verdes, un grupo de organizaciones feministas que apoyan el modelo impulsado por el gobierno nacional se congregó bajo una misma bandera. Con la consigna “La fuerza de Cristina”, distintas agrupaciones dieron el puntapié inicial a una alianza que busca “profundizar el modelo a través de la promoción de políticas de género” (ver aparte).

 

“Si alzas tu mano, yo alzo la mano”, decían los carteles levantadas con entusiasmo y alegría por un grupo de jóvenes visitantes. “Por un salario igual al trabajo”, “Por acceso a la tierra y la vivienda”, “Basta de violencia contra las mujeres” eran otras consignas que recorrieron las calles de tierra de Bariloche ante el asombro de los vecinos y las vecinas que miraban desde sus ventanas.

 

El municipio de Morón dijo presente en la actividad. Entre sus filas estaba Rosa, una militante de 77 años que promovió y acompañó la política de género del distrito. “Estamos muy felices de estar acá, fueron jornadas de debate muy importantes”, remarcó la dirigente bonaerense. “La lucha la impulsamos por nosotras, por nuestros hijos y nietos y al lado, a la par de los varones”, explicó Susana Spinelli, otra integrante de la columna.

LEÉR MÁS  Hallan con un tiro en la cabeza a candidato de Cambiemos

 

“Nos vamos del Encuentro con mucha esperanza”, sintetizó Analía, de la agrupación Asamblea del Pueblo. “Nos costó mucho llegar acá por la distancia y los costos. Tuvimos que generar muchas acciones de autogestión”, contó.

 

A las 19, la columna empezó a avanzar por la calle Anasagasti. Allí estuvieron las militantes de ATE Nacional. “Las mujeres volvimos a demostrar y a demostrarnos que podemos organizar con un objetivo común”, sostuvo Silvia León, referente del gremio. “Pudimos discutir sobre precarización laboral y la urgencia de que todos y todas tengamos acceso a un trabajo digno. Nos vamos esperanzadas de que podemos construir un país distinto”, soltó emocionada.

 

“Yo aborto, tú abortas, ellas abortan, todos callamos”, rezaba una de las cientos de pintadas y esténciles que decoraron las calles, paredes y veredas que recorrió la columna diversa y verde. Marcela Carretero es subsecretaria de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) y llegó a Bariloche junto a un grupo numeroso de mujeres que impulsan políticas de género dentro del gremio. Es la segunda vez que participan del Encuentro de Mujeres. “El año pasado fuimos a Paraná y fue una experiencia muy gratificante”, remarcó. “Hoy estamos acá para seguir luchando por la igualdad entre hombres y mujeres”, sostuvo. “Fue una experiencia enriquecedora, pudo conocer las realidades de mujeres de otras provincias, conocer los problemas de pueblos del interior”, evaluó Paola, integrante del gremio, que participó por primera vez del Encuentro.

LEÉR MÁS  Repudio en las redes sociales por esta campaña

 

Las mujeres avanzaron sin pausa, pese al viento y la ceniza que las acompañaban. “La salud no es una mercancía. Aborto legal”, postuló una joven a través de sus pintadas y luego salió corriendo para alcanzar a sus compañeras. Tras subir unas cuadras por Anasagasti doblaron por Elordi y avanzaron hacia el centro de la ciudad. Las diferentes organizaciones estrenaron sus nuevas canciones. La Campaña por el Derecho al Aborto, por ejemplo, cantó su versión feminista de la Marcha Peronista despertando las carcajadas entre las militantes y vecinas. “Mujer escucha, únete a la lucha”, fue otra canción repetida y con la cual interpelaban a otras mujeres y jóvenes que desde la ventana de sus departamentos o desde las veredas fueron espectadores del paso diverso y rebelde de las miles de mujeres que cambiaron el ritmo de la ciudad turística.

 

La masa feminista siguió avanzando y tomó la calle Moreno, una de las avenidas comerciales de Bariloche. Los espectadores ocasionales pararon la caminata para ver de qué se trataba. Algunas mujeres preguntaron cuál era el reclamo y algunos varones pidieron pañuelos verdes para acompañar la lucha. El centro cívico fue el escenario de cierre y de festejo colectivo.

 

El Encuentro cierra hoy con la redacción de las conclusiones elaboradas por cada taller. Allí se plasmarán los consensos alcanzados por las participantes, las prioridades y luchas a impulsar hacia futuro para garantizar una vida digna y plena a todas las mujeres de la Argentina.

Por Elisabet Contrera- Pagina 12

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here