Se declaró la emergencia agropecuaria en Mendoza hasta 2019

Fue publicado hoy en Boletín Oficial. Regirá hasta el 30 de junio de 2019 para los productores afectados por los incendios. Fue firmada por el ministro de Agroindustria de la Nación.

Según fue dictaminado hoy por la Resolución 23/2018, e informado en el Boletín Oficial, Mendoza declaró la emergencia agropecuaria a productores que sufrieron grandes perdidas por los incendios en el sur provincial.

“A los efectos de la aplicación de la Ley 26509, dese por declarado en la Provincia de Mendoza el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, por efecto de los incendios iniciados el 30 de diciembre de 2017, para las explotaciones agropecuarias dedicadas a la ganadería de secano que fueron afectadas, ubicadas en los departamentos de General Alvear y San Rafael, desde el 30 de diciembre de 2017 hasta el 30 de julio de 2019”, se lee en el texto.

LEÉR MÁS  La pareja de Julio Cobos no asumirá en la Justicia Federal

El texto corresponde al artículo uno de la resolución firmada por el ministro de Agroindustria de la Nación Luis Etchevehere, publicada hoy en el Boletín Oficial.

A partir de esta disposición, los productores ganaderos del Sur provincial que fueron afectados por los incendios podrán acceder a los beneficios que contempla la ley y que incluyen: prórroga en los vencimientos de créditos del Banco de la Nación y de impuestos de AFIP (Ganancias y Bienes Personales) y que, además, permite al damnificado tomar créditos a tasa subsidiada.

Por otra parte, la herramienta abre la posibilidad de que el Gobierno de Mendoza solicite a la Nación acceder al Fondo Nacional de Emergencia Agropecuaria, que posee un presupuesto de $500 millones para asistencia directa a las provincias.

LEÉR MÁS  El Gobierno girará $4.125 millones a las provincias por el Fondo Sojero

Los productores ganaderos que posean el certificado de emergencia o desastre deberán realizar el trámite de caracterización de emergencia en AFIP. Con el CUIT solicitan la prórroga de los vencimientos de bienes personales e Impuesto a las Ganancias.

Otro de los beneficios que contempla la ley es que en el caso de venta forzosa de hacienda, aquel productor que vendió por encima del promedio, no paga ganancias siempre y cuando recupere la hacienda en el siguiente ciclo. Si no, deberá abonar el impuesto retroactivo y con reintegro.

Además, se suspenden las ejecuciones fiscales que estén en curso, así como los vencimientos de créditos y tarjetas del BNA. También con certificación en mano, los damnificados podrán solicitar el acceso a créditos bonificados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here