Se condenó al primer empresario por ser cómplice de la dictadura

En el marco del primer juicio oral del país que investigó la responsabilidad del sector empresario en el terrorismo de Estado, se condenó a Marcos Levin, propietario de la empresa de transporte, La Veloz del Norte.

Por su parte Levin fue hallado culpable de los delitos de privación ilegal de la libertad y tormentos agravados en el secuestro de Víctor Cobos, entonces empleado de la empresa y delegado de la UTA.

Hasta el momento son nueve los empresarios que están procesados por su complicidad con la dictadura cívico-militar. A cinco de ellos  se les dictó sobreseimiento o falta de mérito, entre ellos el dueño del ingenio Ledesma, Pedro Blaquier, y el director del diario La Nueva Provincia, Vicente Massot.

LEÉR MÁS  El oficialismo vuelve a la carga con el acuerdo Mercosur-Chile

Los restantes imputados son accionistas o ex directivos de la siderúrgica Acindar, la Comisión Nacional de Valores, las automotrices Ford y Mercedes Benz, el establecimiento yerbatero Las Marías, la cementera Loma Negra, Minera Aguilar y Papel Prensa.

También se iniciaron investigaciones respecto a las represión que sufrieron los trabajadores de Molinos Río de la Plata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here