Se aprobó en Diputados la ley de “compre argentino”

Con amplio respaldo, la Cámara de Diputados aprobó hoy con media sanción el proyecto de ley de “Compre Argentino”, que apunta a darle prioridad a los ofertas de bienes nacionales en las compras públicas que realiza el Estado.

Con 188 votos positivos y 4 negativos, y en el marco de una sesión maratónica, la Cámara baja giró al Senado el dictamen, que sufrió varias modificaciones durante su tratamiento en comisiones respecto al proyecto que en mayo había enviado al Congreso el Poder Ejecutivo.

El proyecto -avalado por todos los bloques a excepción del Frente de izquierda- eleva los márgenes de preferencia para ofertas de bienes de origen nacional respecto de los bienes de origen extranjero: en el caso de las pymes, se pasa del 7 al 15%, mientras que para el resto de las empresas, se pasa del 5 al 8%.

Por otra parte, se incorporó en la versión final un piso de reserva de mercado para pymes constructoras y de servicios.

“Hemos logrado un dictamen que tiene el mayor consenso posible. Nos llevó siete meses el debate. Hemos logrado una gran herramienta que tiene como beneficiario objetivo las pequeñas empresas”, destacó el presidente de la comisión de Obras Púbicas, Sergio Ziliotto (bloque Justicialista), quien agregó que la normativa propuesta “va a contramano de la política económica del Gobierno nacional”.

En el artículo 5, se definen los requisitos para que un bien pueda ser considerado de origen nacional: “Cuando ha sido producido o extraído en el territorio de la República Argentina, siempre que el costo de las materias primas, insumos o materiales importados nacionalizados no supere el 40 por ciento de su valor bruto de producción.

LEÉR MÁS  La Suprema Corte pedirá ampliar el Presupuesto para el 2019

El régimen de “Compre Argentino” impone sanciones a las empresas que incumplan las obligaciones establecidas en la normativa, que comprenden desde el apercibimiento, pasando por multas de entre el 5 y el 50 por ciento del monto del contrato y la suspensión para ser adjudicatario de futuros contratos, concesiones o licencias por un plazo de 3 a 10 años.

A diferencia del proyecto original del Gobierno, el dictamen aprobado incorpora un “Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores, cuyo objetivo principal será desarrollar proveedores nacionales en sectores estratégicos, a fin de contribuir al impulso de la industria, la diversificación de la matriz productiva nacional y la promoción de la competitividad y la transformación productiva”.

Al igual que Ziliotto, el diputado del Frente para la Victoria-PJ Axel Kicillof consideró que “esta ley se inscribe dentro de una filosofía que va absolutamente a contramano de la ideología y las acciones que está llevando el Gobierno actual”.

En su feroz diatriba contra el Gobierno de Cambiemos, al que acusó de haber enviado meses atrás un proyecto “desastroso” y “pésimo”, el exministro de Economía del kirchnerismo recordó que en 2016 la producción industrial se cayó un 4,1 por ciento, lo que significó el mayor desplome desde el 2002.

“Están destruyendo la industria nacional. El neoliberalismo es enemigo de la industria nacional. En 2017 hubo una leve recuperación en algunos sectores pero en ninguna rama de actividad se alcanzó el nivel que había en 2015. En dos años no llegamos al punto de partida”, apuntó.

Para Kicillof, el Gobierno ahora pretende “camuflar” ese proceso “desindustrializador” a través de “herramientas de presunto fomento a la industria”, y agregó que “nunca” un gobierno de signo “neoliberal”, en ninguna parte del mundo, ha tenido una política de industrialización.

LEÉR MÁS  Presentaron la ley de Emergencia Social y Agraria en la Legislatura

Si bien adelantó el apoyo de su bloque al proyecto, advirtió sobre el posible incumplimiento de la ley por parte de las autoridades del Poder Ejecutivo.

“Este Gobierno en sus licitaciones de Energía esta comprando todo chino. El ministro dice que es para abaratar. Claro. Pero la idea es fomentar la industria y eso no es gratuito, requiere recursos públicos. Esas son las excusas que han tenido para incumplir la ley que teníamos. Me temo que tampoco van a cumplir esta ley”, subrayó.

En tanto, alertó que en caso de aprobarse el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, esta ley podría convertirse en “papel higiénico”.

“Si se aprueba el acuerdo Mercosur-Unión Europea esta ley es papel higiénico. No vaya a ser que después votemos ese acuerdo.

Porque una cosa que pide Europa es otorgar trato nacional a las empresas europeas, como si fueran tan nacionales como la pyme de acá a la vuelta. Si se firma el trato diferencial, todo esto es letra muerta”, advirtió.

Por su parte, el diputado del PRO José Nuñez calificó el proyecto de “Compre Argentino” como “sensato” y “fundamental para el motor del país”, “orientado directamente a darle más oportunidades a las pymes”.

José Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador), quien participó en la redacción del proyecto, celebró el acuerdo que permitió consensuar un proyecto entre la mayoría de los bloques, pero aclaró que el funcionamiento del nuevo marco normativo “no es un tema técnico” sino “un tema político”, para el que es necesario “convencimiento” por parte de las autoridades del Ministerio de Producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here