Se adelantaría el cónclave que elegirá al próximo Papa

Benedicto XVI no es, al menos por ahora, un jubilado. Por el contrario, mantiene en plena actividad los últimos días de su papado. A la designación de un nuevo director del Instituto para las Obras de Religión (IOR), o Banco del Vaticano, sigue ahora la decisión -que se anunciaría en los próximos días- de dictar un Motu Proprio (documento papal) que adelantaría la convocatoria al cónclave que debe elegir a su sucesor.
Su portavoz, el sacerdote Federico Lombardi, manfiestó ayer que ”el Papa está tomando en consideración publicar en los próximos días un Motu Proprio para precisar algunos puntos de la constitución del cónclave. No sabemos si considerará oportuno abordar el asunto del plazo de inicio del cónclave”.
Según la Constitución ”Universi Dominici Gregis”, la reunión que elige al sucesor de un Papa abdicante o fallecido debe comenzar entre 15 y 20 días después de producida la vacancia en el trono de Pedro. Los últimos cónclaves se convocaron inmediatamente después de la muerte del pontífice, como sucedió con Juan Pablo II. En este caso la situación es novedosa, puesto que hace 600 años que no se produce la abdicación de un Papa.
En total llegarán a Roma 117 cardenales de todo el mundo para instalar la reunión que sesionará a puertas cerradas hasta que salga el humo blanco y se anuncie el ”habemus papam” y se conozca al sucesor de Benedicto XVI.
Este cónclave, como se sabe, será el primero en siete siglos que se celebre con el Papa saliente en vida. Ratzinger ya dejó claro que después de abandonar el pontificado se retirará de la vida pública y vivirá en un convento de monjas de clausura. Pero, mientras tanto, no está dispuesto, según se ve, a mantenerse prescindente en la elección de quien lo sucederá en medio de una crisis severa en el Vaticano, conmocionado por escándalos financieros, casos de pedofilia sacerdotal en medio mundo y una interna feroz entre facciones internas de la Iglesia

LEÉR MÁS  Mauricio Macri cumple tres años de mandato

Del trono de Pedro al helicóptero, en directo a todo el mundo
La salida de Benedicto XVI del helipuerto vaticano a las cinco de la tarde del jueves 28 de febrero, cuando renuncie a su Pontificado, marcará un hito en la historia de la Iglesia por su peculiaridad y será retransmitida en directo al mundo entero.
En la retina de los católicos y de los que no lo son, quedará la imagen inédita de un Pontífice, vestido de blanco y con sus zapatos rojos -colores símbolo de pureza y caridad respectivamente-, que abandona el centro de la cristiandad y la silla de Pedro a bordo de un helicóptero.
El Centro de Televisión Vaticano se encargará de la realización de las imágenes, que días depués tranmitirán desde el ingreso de los 117 cardenales que elegirán al sucesor de Benedicto hasta la fumata blanca que anunciará como signo inequívoco el ”habemus papam”.

LEÉR MÁS  El proyecto de ley para habilitar la venta del misoprostol será tratado en 2019

Fuente : Diariobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here