A casi un año de dejar la gobernación bonaerense, Daniel Sciolicomienza a estar asediado por múltiples causas en las que ya procesaron a su número dos, el ex jefe de gabinete Alberto Pérez, y a varios ex funcionarios de segunda y tercera línea.
Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma, y el manejo de cajas políticas de organismos del gobierno bonaerense.
Según indica el diario La Nación, las principales causas que acechan a Scioli investigan actos de corrupción en el Instituto Obra Médica Asistencial (IOMA), en Aguas Bonaerenses (ABSA), el Instituto de Lotería y Casinos, el Ministerio de Salud, el Astillero Río Santiago, el Instituto de Previsión Social y, sobre todo, en la Jefatura de Gabinete de Ministros.
En esta última área, el fiscal Álvaro Garganta -que instruye la megacausa presentada por la diputada Elisa Carrió contra Scioli y sus hombres- ya procesó a Pérez y a otros cuatro ex funcionarios a los que se les prohibió abandonar el país y se le impuso una inhibición de bienes por 15 millones de pesos.
Los investigadores judiciales creen que esto podría ser la punta del ovillo para poder determinar si el ex gobernador participó o estaba al tanto de que en su Jefatura de Gabinete se habrían fraguado facturas por un monto que supera los 10 millones de pesos.
De hecho, el programa de TV de Luis Majul anteayer reveló que Scioli había viajado al exterior durante la campaña en diferentes vuelos privados solventados por las arcas de la provincia.
LEÉR MÁS  "Nuestra referente es Cristina"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here