La Cámara de Senadores aprobó y envió a Diputados un proyecto de ley que modifica el Código Penal para imponer pena de prisión a quienes utilicen los servicios sexuales de víctimas de trata de personas, con conocimiento de esa condición.

Además, las penas serán de cuatro a seis años de prisión cuando el cliente se valga de abuso de autoridad, amenaza o como recepción de pagos para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima; cuando sea ascendiente, descendiente, cónyuge, afín en línea recta, colateral o conviviente, tutor, curador, autoridad o ministro de cualquier culto reconocido o no, o encargado de la educación o de la guarda de la víctima.

La misma pena le cabría a los clientes que fueran funcionarios públicos o miembros de una fuerza de seguridad, policial o penitenciaria.

La pena sube de cinco a diez años cuando la víctima fuera menor de 18 años y de seis a quince años, cuando la víctima sea menor de 13 años.

La iniciativa es autoría de los senadores Aníbal Fernández (FPV); Graciela Di Perna (Peronismo de Chubut) y Sonia Escudero (Peronismo Disidente).

Fuente: Argentina.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here