San juan: Quiso hablar del Día de la Memoria y la amonestaron

De acuerdo a una nota aparecida en Tiempo Argentino, una joven sanjuanina de 16 años fue sancionada con 24 amonestaciones por el colegio privado católico al que asiste por hablar del Día de la Memoria. El episodio ocurrió el viernes 23 de marzo, en el momento de la “reflexión” obligatoria ante la Bandera, aunque trascendió anteayer.

Ese día finalizaba la Semana de la Memoria y el Colegio Monseñor Audino Rodríguez y Olmos, de la ciudad de San Juan, dependiente de la Universidad Católica cuyana, no había hecho una sola mención al tema. Ante esa omisión, Micaela Lisola le pidió a la directora si podía hacer uso de la palabra para referirse a la conmemoración del 24 de marzo, pero esta se lo negó porque “no estaba chequeado lo que iba a decir”, según contó la alumna a Tiempo Argentino.

LEÉR MÁS  Caputo renunció al Banco Central

A cambio, la directora le propuso hablar sobre la marcha antiabortista del Día del Niño por Nacer. Micaela accedió, tomó el micrófono, pero a los pocos minutos la invadió la impotencia: “Sentí la necesidad de hablar, había chicos que no sabían qué había pasado. Conté de los 30 mil desaparecidos, que entre ellos había adolescentes de nuestras edades que luchaban por sus derechos, comprometidos con su presente histórico, y que hay que tener memoria.”

 Eso le hizo recordar una frase que le había escuchado a un nieto recuperado: “Sin memoria no hay identidad, sin identidad no hay Patria, y sin Patria hay colonia”. Fue lo último que alcanzó a decir porque ya tenía encima a la directora, que le quitó el micrófono, mientras la alumna le preguntaba delante de sus 600 compañeros: “¿Por qué? Si tenemos derecho a expresarnos”.
Ya en la dirección, le reclamaron que se retractara porque “tenía que informarse bien sobre lo que había pasado”.

LEÉR MÁS  Tinelli y su equipo de campaña: quiere ganarle a Vidal y si puede, sacarle la presidencia a Macri

Ante la negativa, la sancionaron con 24 amonestaciones por “desobedecer”. Y dedicaron la semana a hablar en todo el colegio sobre la falta de respeto.

La mamá de Micaela, Belén Icazatti, dijo que la sanción fue para meterle miedo al resto de los chicos, que en seguida comenzaron a preguntar sobre ese día. “Estoy orgullosa de mi hija. Las autoridades me dieron la misma versión y no quieren retractarse. Ahora Micaela está con un pie adentro y uno afuera del colegio, a punto de quedar libre.”

La familia esperará al encuentro de mañana entre las autoridades del INADI y el Ministerio de Educación provincial, donde ya radicaron un expediente con la denuncia, que aún no tuvo resolución. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here